Las derechas tratan de frenar el acuerdo

El presidente macedonio se niega a firmarlo y el líder conservador griego pide que sea votado en el Parlamento

Jueves, 14 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Atenas/Skopje - Apenas un día después del acuerdo entre los jefes de Gobierno de Atenas y Skopje sobre el nombre de Macedonia, calificado de histórico en el escenario internacional, la oposición conservadora griega y macedonia sacaba la artillería pesada para evitar que el pacto pueda ratificarse.

En Grecia, el líder de la oposición, Kyriakos Mitsotakis, pidió ayer al presidente de la República, Prokopis Pavlópulos, que interceda para que el acuerdo sea sometido a la “confianza” del Parlamento antes de firmarse.

El guion previsto, en cambio, prevé que el primer paso sea una firma solemne entre los ministros de Exteriores, posiblemente a lo largo del fin de semana en el lago de Prespa, en la frontera entre ambos países. En la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM) fue el propio presidente, Gjorge Ivanov, quien cargó contra lo convenido entre los primeros ministros, el griego Alexis Tsipras y el macedonio Zoran Zaev, para que el país pase a llamarse República de Macedonia del Norte y poner fin a 27 años de disputas al respecto.

Ivanov se negó a escuchar los pormenores del pacto cuando Zaev y su ministro de Exteriores, Nikola Dimitrov, fueron a explicárselo.

La reunión apenas duró dos minutos y terminó con el presidente marchándose de su propio despacho. “Este acuerdo es inaceptable e indigno. Nunca firmaré un texto tan dañino. Repito, nunca. Este acuerdo es una derrota para la República de Macedonia”, dijo Ivanov en un mensaje televisado. “Trataré de encontrar una solución que sea aceptable para todos los ciudadanos de Macedonia. No deben tener miedo”, declaró. -Efe

Secciones