Se encadenan en Iruñea por los condenados del ‘caso Altsasu’

Agentes retienen a dos de los jóvenes.

La Policía Nacional detiene a ocho jóvenes por desórdenes y resistencia a la autoridad, e identifica a un total de 50

Miércoles, 13 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

IruñeA - Miembros de la organización Ernai se encadenaron ayer en la Delegación del Gobierno español en Nafarroa, en Iruñea, en solidaridad con los jóvenes de Altsasu y reclamar su puesta en libertad. La Policía Nacional detuvo a ocho personas -cinco varones y tres mujeres- por desórdenes públicos y resistencia a la autoridad e identificó a un total de 50 participantes en la protesta, que se desarrolló de modo pacífico.

La acción de Ernai, las juventudes de la izquierda abertzale, se realizó sobre las 12.00 horas cuando un grupo de jóvenes se congregó en torno a la delegación del Gobierno español, donde parte de ellos se colocaron en una de las fachadas laterales con carteles con imágenes de los condenados y lemas en euskera reclamando que se deje en paz a los jóvenes vascos.

Al mismo tiempo en la puerta principal de la delegación otras personas arrojaron octavillas en las se anuncian movilizaciones para mañana y pasado, días previos a la manifestación convocada para este sábado por las familias de los ocho jóvenes de Altsasu condenados a penas de entre 2 y 13 años de cárcel por agredir a dos guardias civiles y sus parejas en 2016. Está previsto que la marcha, para la que ya se han movilizado más de 100 autobuses desde distintos puntos de la geografía navarra, arranque a las 17.00 horas desde el estadio de El Sadar y concluya en la Plaza de la Libertad, según anunciaron ayer los organizadores.

Agentes de las Policía Nacional cortaron con unas cizallas las cadenas con las que se habían encadenado ocho jóvenes, que fueron detenidos y trasladados a dependencias policiales. - J.M.S.

Secciones