“Formación y competición van unidas”

Luki Iriarte, en las instalaciones de Zubieta. (Foto: Ainara Garcia)

luki iriarte hace un balance “muy positivo” del papel desempeñado por los equipos de cantera

Miércoles, 13 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - La campaña que finaliza este próximo fin de semana con la disputa de algunos torneos de categorías inferiores ha sido “muy positiva” para el director del fútbol base de la Real, Luki Iriarte, que ocupa dicho puesto desde noviembre de 2015. “El balance de la temporada es muy positivo por la evolución de los jugadores en el sentido deportivo y humano, que es lo más importante, y porque los equipos han competido a un alto nivel. La exigencia es cada vez más alta y la dificultad de asentarse en el primer equipo, cada vez mayor, pero tenemos que estar muy orgullosos del trabajo que han hecho los equipos”.

En una entrevista concedida a la página web oficial de la Real, Iriarte pasa a desgranar la labor de los equipos de base, empezando por el Sanse y la Real C, que han destacado en Segunda B y Tercera, respectivamente: “El Sanse ha jugado un play-off con un porcentaje altísimo de jugadores que han pasado por Gorabide y el C ha tenido opciones hasta la última jornada de entrar en el play-off con un equipo que ha jugado más de un partido con seis jugadores juveniles en el campo. El volumen de trabajo ha sido muy alto, la intensidad ha sido grande y la respuesta de los jugadores, ejemplar. Estamos encantados”.

Los juveniles también han competido bien: “El División de Honor ha estado peleando por el título hasta las últimas jornadas con jugadores que han respondido tanto en el colegio como en el campo y además ha tenido la oportunidad de jugar la Copa. La última eliminatoria nos dejó un sabor un poco amargo pero no nos puede hacer olvidar la gran temporada que ha hecho. Y el Easo ha quedado campeón con participación de jugadores cadetes, mucho trabajo y buen juego”.

Por último, destacó que tanto los equipos cadetes como los infantiles “han estado arriba” pese a que los chavales juegan una categoría más arriba de la que les correspondería: “Es de valorar todo el trabajo que se hace en Gorabide. La formación y la competición van unidas, pero con el trabajo de interesarse en la individualidad del jugador, que es lo que hace que el trabajo dé sus frutos”.

Luki Iriarte expone que el objetivo es que lleguen “el máximo” número de jugadores “al primer equipo”, aunque es consciente de la dificultad que tiene: “Llegar arriba es difícil, pero mantenerse lo es aún más. Nuestra labor es dar a los chavales una formación integral que les haga ser un estandarte de la cantera de la Real. Entendemos que es la mejor manera de que los jugadores puedan llegar al primer equipo y que estén durante muchos años y nos den el ejemplo que nos han dado Xabi Prieto o Charly, que son un espejo en el que mirarse. Que dejen huella en la afición de la Real”. Para ello da máxima importancia a mantener una buena relación con colegios y clubes convenidos: “Ahí es donde los jóvenes dan sus primeros pasos, nuestra labor no sería posible sin el trabajo de estos clubes y colegios”. - N.G.

gero rulli

Secciones