Las pensiones se ligarán al IPC al menos con la economía al alza

Pensionistas guipuzcoanos durante sus habituales concentraciones de los lunes en Donostia.

El consenso en el Pacto de Toledo supone liquidar la reforma de 2013 y el 0,25% de subida

Xabier Aja Ruben Plaza - Miércoles, 13 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - El peso de las movilizaciones de los jubilados en las calles y el cambio de Gobierno en España han obrado el pequeño milagro de que la comisión de seguimiento del Pacto de Toledo, el organismo que acoge a todos los grupos políticos para debatir sobre el futuro del sistema público de pensiones, aceptase en la reunión de ayer volver a ligar la actualización de las pensiones con la evolución del IPC, aunque todo parece indicar que se dejará abierta la fórmula con la que se revalorizarán las pensiones máximas en épocas de crisis y en la que será “esencial” la opinión de los agentes sociales. Esta propuesta orilla la ya famosa subida del 0,25% anual, criticada porque no garantizaba el mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas si subían los precios.

Todos los grupos parlamentarios de la Comisión del Pacto de Toledo en el Congreso ratificaron ayer el acuerdo alcanzado en abril cuando decidieron por unanimidad cambiar el índice del 0,25% de revalorización anual de las pensiones aprobado por el Gobierno del PP que encabezaba Mariano Rajoy.

Después de varios meses de parón en la Comisión del Pacto de Toledo, en la primera reunión con el socialista Pedro Sánchez al frente del Ejecutivo español, los diputados alcanzaron el acuerdo de que todas las pensiones, y no solo las más bajas, se revaloricen con la tasa de inflación e incluso más. Eso sí, en épocas de crecimiento económico como la actual. Otra cosa es qué pasa si España entra en recesión como en los años de la crisis de 2008 y siguientes, porque ahí no hubo consenso.

En el debate en el seno del Pacto de Toledo hubo dos bloques claramente definidos, uno de la izquierda política partidario de no hacer distingos en la revalorización de las pensiones y otro, a la derecha del arco parlamentario, que defendió blindar las subidas solo de las pensiones más modestas.

En el primero se posicionaron PSOE, Unidos Podemos, ERC y Compromís mientras que el PP, Ciudadanos y el PDeCAT continúan abogando por blindar con subidas iguales al IPC solo las pensiones más bajas y que las superiores no se liguen al alza de precios en caso de crisis económica.

cav

Secciones