Intelectuales ven legítimas las aspiraciones de las naciones vasca, catalana y gallega

60 JURISTAS E HISTORIADORES ABOGAN POR UNA REFORMA FEDERAL DE LA | Constitución

Martes, 12 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

DONOSTIA - Sesenta personalidades del mundo de la cultura y la universidad suscriben un manifiesto en el que abogan por reformar la Constitución española de 1978 “en un sentido federal” con el objetivo de acomodar mejor las “legítimas” aspiraciones nacionales catalanas, vascas, gallegas y de otros territorios con demandas de carácter identitario como la Comunitat Valenciana o Illes Balears.

En ese mismo sentido se han expresado los juristas, politólogos e historiadores y otras personalidades que firman el manifiesto Renovar el pacto constitucional en el que piden una reforma federal de la Constitución para favorecer el encaje de Catalunya y otros territorios con singularidades nacionales y culturales en el Estado español y que haya mayor integración en el futuro.

El texto sostiene que “las reivindicaciones nacionales catalanas, vascas, gallegas o de otros territorios con demandas de carácter identitario (Comunitat Valenciana, Illes Balears…) no deben entenderse como una amenaza a la democracia ni a la unidad del Estado, sino como aspiraciones legítimas de una parte de la ciudadanía libremente expresadas en una sociedad plural y democrática que han de ser atendidas por todos y entre todos, procurando acomodos que no violenten la convivencia en común”.

Los firmantes consideran que esas aspiraciones han de ser atendidas “procurando acomodos que no violenten la convivencia en común”. El manifiesto lo firman, entre otros, los politólogos Ignacio Sánchez- Cuenca, Máriam Martínez-Bascuñán, Eva Anduiza, Antón Losada y Fernando Vallespín;el filósofo vasco Daniel Innerarity, así como Antón Baamonde y Antonio García-Santesmases;los constitucionalistas Javier Pérez Royo y Joaquín Urías;el historiador Julián Casanova;o la catedrática Victoria Camps.

En el escrito, sitúan el origen del “conflicto” actual en la sentencia del Tribunal Constitucional que, en 2010, tras un recurso promovido por el PP, anuló artículos sustanciales del Estatut. “El TC impuso una visión unilateral del pacto constitucional, que dejó a Catalunya sin un texto aprobado por las Cortes Generales y por su propio cuerpo electoral”, subrayan.

Abogan por “renovar el pacto constitucional dentro de un espíritu de concordia, sin humillaciones, sin vencedores ni vencidos” y por avanzar hacia una “unión” mediante un proyecto político federal, “en el que el respeto a la diferencia sea una fortaleza que a todos nos iguale”. En este sentido, ponen el ejemplo de la sentencia que dictó en 1998 el Tribunal Supremo sobre el conflicto del Québec y en la que determinó que “el pueblo soberano ejerce su derecho al autogobierno a través de la democracia”.

“sin vencedores ni vencidos” Asimismo, consideran que la “pésima gestión” de la crisis catalana y de la crisis económica han conducido a una imparable e intensa recentralización. “El Estado de las Autonomías se ha convertido en una apariencia, en envoltorio vacío de contenidos inciertos. Salvo en aspectos simbólicos y organizativos puntuales, las comunidades autónomas carecen de facultades para desarrollar políticas públicas propias: el Estado se ha apoderado de las competencias compartidas, los títulos horizontales se han multiplicado exponencialmente, las bases ya no son un mínimo común denominador, sino regulaciones uniformes que se imponen en todo el territorio”, aseguran. “Es posible renovar el pacto constitucional dentro de un espíritu de concordia, sin humillaciones, sin vencedores ni vencidos”, concluyen. - N.G.

Junqueras, desde la cárcel