Una cadena “de lo más significativa”

El Malecón zarauztarra fue el punto central de la cadena humana a su paso por la villa costera.

Zarautz se echa a la calle para completar, junto a oiartzuarras y navarros, los cinco kilómetros del trazado diseñado por Gure Esku Dago

Ane Roteta - Lunes, 11 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Zarautz - Todo estuvo a favor. La jornada de la cadena humana que cruzó la CAV se presentaba también histórica en Zarautz y lo cierto es que quedará en la memoria de los zarauztarras, que junto a oiartzuarras y navarros, completaron los cinco kilómetros de la cadena que transcurrían por la villa.

Uno de los primeros elementos que se puso a favor fue el cielo. El sol brilló con fuerza desde primera hora de la mañana y para las 10.00 horas, eran muchos los que ocupaban sus sitios comenzando desde la pasarela del biotopo, adonde llegaba la cadena desde Orio, hasta la carretera que lleva a Getaria, pasando por el Malecón. El ambiente festivo ya era más que palpable. Para los zarauztarras Iñigo Ur-tzelai y Juan Manuel Agirrezabal, era “de lo más significativo” que tanta y tanta gente respondiera a la convocatoria de Gure Esku Dago.

Zarautz, sin embargo, no fue solo de los zarauztarras. Un par de kilómetros, los próximos al conocido camping, fueron completados por decenas de oiartzuarras y navarros que llegaron en varios autobuses dispuestos a disfrutar de una jornada inolvidable tanto en familia, como en pareja o en cuadrilla. El buen tiempo ayudó a que las zonas verdes fueran el escenario perfecto para disfrutar de las vistas que ofrece la zona con el hamaiketako y observar la cadena humana desde una perspectiva de altura.

En uno de esos instantes previos a la cadena, el navarro Josu Oreja, de Larraun, subrayaba que “el pueblo ha tomado la firme decisión de que quiere participar en todo lo que tenga que ver con su futuro”. La iniciativa de ayer era plasmación de ello.

Desde el biotopo de Iñurritza y por todo el Malecón, los zarauztarras, entre los que se encontraba el alcalde Xabier Txurruka, ultimaban detalles mientras decenas de paseantes se disponían a su vez a tomar el sol o a bañarse en la playa, mostrando una estampa de lo más multitudinaria y atípica del arenal.

Entre los vecinos de la localidad que se sumaron a la cadena se hallaron caras conocidas como las de los periodistas Xabier Euzkitze e Imanol Murua, el empresario Antxon Lafont o Pili Zabala de Elkarrekin Podemos.

Faltaba poco para la hora de la verdad y cuando dieron las 12.00 horas, la cadena humana se llevó a cabo entre txistularis, música y animación, mientras que a las 12.15 horas se escuchó el mensaje central de la jornada que se dio a conocer ante el Parlamento de Gasteiz.

Al acabar la cadena nada había terminado, ya que al igual que en las tres capitales de la CAV, Zarautz preparó una comida popular en la carpa instalada en la Munoa, que libró a los asistentes de la tormenta del mediodía y pudieron continuar con la fiesta con normalidad en un día que salió redondo.

Secciones