Convertir la solidaridad con los refugiados en hospitalidad

Un grupo de niños participantes en la marcha por los refugiados en el Santuario de Loiola.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, recibe a un centenar de refugiados sirios en el Santuario de Loiola

Lunes, 11 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

DoNOSTIA - “Hay que hacer que esta solidaridad se convierta también en hospitalidad”. Así se pronunció ayer el lehendakari, Iñigo Urkullu, en un acto en el Santuario de Loiola, donde recibió a un centenar de refugiados sirios, participantes en la marcha Caminos de Hospitalidad. Un día antes, esta caminata solidaria, en la que la mayoría de los participantes son refugiados que viven en países europeos, pasó por el Santuario de Javier, en Navarra.

Organizada por las entidades de la Compañía de Jesús en Euskadi, en colaboración del colectivo de personas refugiadas sirias Go Forward Europe, los participantes llegaron ayer hasta este lugar, donde además del lehendakari les recibieron los alcaldes de Azpeitia y Azkoitia, Eneko Etxeberria y Javier Zubizarreta, respectivamente, así como el director del Santuario de Loiola, Ignacio Echarte.

En su intervención, el lehendakari destacó que “la solidaridad permite que cualquier ser humano pueda sentirse en su casa en cualquier lugar del mundo”. “No sé si puedo deciros que esta es vuestra casa, preferiría poder deciros que este es vuestro hogar”, trasladó a los refugiados participantes en esta iniciativa.

Urkullu añadió que la “solidaridad es la que permite que podamos construir entre todas y entre todos una casa más grande, universal y compartida”. Así, reiteró el compromiso de su gobierno por “hacer que esta solidaridad se convierta también en hospitalidad”. - E.P.

Secciones