“Hemos repartido premios, pero como este ninguno”

Ángel Pinedo y Andrea Pinedo señalan sonrientes y emocionados el cartel del premio. (L. Fernández)

El Euromillón deja 17 millones de euros en Barakaldo con una apuesta automática

Laura Fernández - Domingo, 10 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Barakaldo - “El premiado ha sido alguien que se ha gastado lo mínimo y lo ha ganado todo”. Así de claro se expresó ayer Ángel Pinedo, dueño de la administración número 2 Echeguren, ubicada en Barakaldo, encargada de repartir 17 millones de euros del Euromillón.

Ante esta circunstancia, la localidad se despertó con una dosis de suerte y felicidad. No por el único hecho de saber que la administración, situada en Pormetxea, había repartido un gran premio, sino porque saben que el agraciado es del barrio. “Nos han llamado de Loterías y nos han dicho que ha sido de una apuesta automática. Eso sí que es una pasada, gastarte lo mínimo y ganarlo todo”, expresó Pinedo, a quien no se le quitó la sonrisa durante toda la mañana.

Junto a su hija Andrea, los dos mostraron su felicidad y emoción al saber que habían sido ellos los responsables de repartir tanta suerte en Barakaldo. “Nos hemos enterado esta mañana y la verdad es que nos ha costado creérnoslo. Estamos contentísimos de repartir tanto dinero”, indicó. De hecho, nunca habían sido los responsables de repartir tanta suerte: “Hemos dado muchos premios, pero como este ninguno, es el más grande que ha habido en Barakaldo por lo menos”.

Por eso, miran esperanzados hacia el futuro, teniendo la ilusión de que este hecho también será favorable para el barrio. “Sobre todo nos alegramos de que haya tocado aquí, porque para el barrio esto es importante. A ver si el hecho de que el premio haya tocado aquí hace que el barrio se anime un poco más, porque está un poco deprimido”, confesaron.

Risas y bromas A pesar de que no sepan quién ha sido la persona agraciada, están “segurísimos” de que la conocen. “No creemos que venga la persona a la que le haya tocado a decirnos nada, seguramente vaya al banco. Pero estamos muy contentos por esa persona, por nosotros y por el barrio”, dijo Andrea Pinedo.

Los barakaldarras entraron a la administración a felicitarles a pesar de que ellos no se quedan con “absolutamente nada”. De hecho, muchas de las personas que pasaron ayer frente a esta oficina no se aguantaron las ganas de lanzarles algunas bromas entre sonrisas enormes. “He sido yo”, “¡Me ha tocado a mí!”, dijeron muchos de los vecinos de la localidad fabril. “Así hemos estado durante toda la mañana”, afirmó Andrea Pinedo entre risas.

“Esperamos seguir repartiendo suerte muchas veces más. Esta noche a mirar todos la primitiva a ver si cae también”, señaló Andrea.

De hecho, ella mira también por su negocio familiar. A pesar de que esta familia no verá ni un céntimo, está agradecida de haber repartido este premio por dos aspectos. Por una parte, porque el dinero se queda en el barrio y, por otra, porque la gente que no conozca su administración ahora tendrá la oportunidad de hacerlo y puede que vaya a probar suerte: “Es muy bueno para el negocio, porque la gente sabe que ha tocado aquí y seguramente ellos vengan a probar suerte”, indicaron los dueños.

Secciones