Trump eleva la tensión con el G7 y amenaza con más proteccionismo

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. (AFP)

El presidente advierte al G7 de que “se ha acabado” el aprovecharse comercialmente de EEUU

Domingo, 10 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

La Malbaie - El presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió ayer en la Cumbre del G7 que se celebra en Canadá de que Estados Unidos hará “lo que sea necesario” para que su país tenga relaciones comerciales “justas” con otros estados. Trump añadió que los días en que otros países se han aprovechado comercialmente de Estados Unidos “se han acabado”.

El presidente estadounidense ofreció una rueda de prensa en la sede de la cumbre, en la localidad canadiense de La Malbaie, poco antes de que abandonase la reunión para dirigirse directamente a Singapur, donde el 12 de junio celebrará un encuentro con el líder norcoreano, Kim Jong-un. Sobre ese encuentro, Trump afirmó que tardará solo “un minuto” en saber si el líder norcoreano quiere negociar seriamente con EEUU. Preguntado sobre cómo lo sabrá tan rápidamente, Trump respondió que porque él es así, y aseguró que no perderá el tiempo con el líder norcoreano si cree que no está siendo honesto.

Sobre la materia comercial, que Trump admitió que se había convertido en el principal tópico de discusión de la cumbre del G7 en La Malbaie, el presidente estadounidense insistió en que su país está siendo tratado injustamente “por todo el mundo” y que va a acabar con esa situación. Trump amenazó con que EEUU dejará de comerciar con aquellos países que mantengan aranceles a las exportaciones de su país, especialmente en el sector agrícola, y afirmó que ha lanzado la idea de eliminar “todas las barreras, todos los aranceles y todos los subsidios”. Según Trump, “es muy injusto” para los agricultores estadounidenses que otros países, como Canadá o India, impongan elevadas tarifas a sus productos.

El líder estadounidense también volvió a repetir que sería bueno que Rusia se reincorporara al G7 y sostuvo que en la cumbre “a algunos les ha gustado la idea”. Trump afirmó que no ha hablado con el presidente ruso, Vladímir Putin, “desde hace tiempo” y justificó su propuesta con que la reincorporación de Moscú al grupo “sería buena para el mundo, para Rusia, para Estados Unidos y para los países del G7”. Trump no quiso entrar a discutir las razones por las que Rusia fue expulsada del grupo en 2014, concretamente por la anexión de la península ucraniana de Crimea, echó la culpa a su antecesor, Barack Obama, por “permitir” que ocurriese y aseveró que él habría hecho las cosas de manera “muy diferente”. El presidente estadounidense razonó que la invasión y anexión había ocurrido “hace algún tiempo” y que el G8 (G7 más Rusia) “tiene más sentido” que el G7, aunque los demás miembros del club la rechazaran.

Rusia no pide la readmisión Sin embargo, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, aseguró ayer que Rusia “nunca” ha pedido ser readmitida en el G7. “Nunca hemos pedido a nadie ser readmitidos”, dijo Lavrov. El jefe de la diplomacia rusa recordó que cuando los países occidentales integrados en el entonces G8 decidieron expulsar a Rusia del club por la anexión de la península ucraniana de Crimea en 2014, Moscú se lo tomó como “su decisión”. “Trabajamos muy bien en otros formatos, como la OCS, el grupo BRICS y sobre todo el G20, donde comparten nuestras posturas. Y en el marco del G20 los ultimátums no bastan, hay que llegar a acuerdos. El G20 es un mecanismo para el consenso y creo que es el formato con mayor perspectiva de futuro”, subrayó Lavrov.

La canciller alemana, Angela Merkel, respondió en nombre de los seis miembros restantes del club que “la vuelta de Rusia al formato G7 no puede tener lugar antes de que se produzca un progreso sustancial en relación a los problemas con Ucrania”.

Finalmente, Trump rechazó como fake news (noticia falsa) una pregunta de CNN sobre las tirantes relaciones que mantiene con los otros líderes del G7, especialmente la alemana Angela Merkel, el francés Emmanuel Macron y el canadiense Justin Trudeau. “Eso es fake news”, respondió Trump, quien aseguró que su nivel de relación con los otros líderes es de “10 sobre 10” aunque reconoció que mantiene diferencias en materia de política comercial.

Trump culpó a sus antecesores del déficit comercial que Estados Unidos mantiene con otros países, pero afirmó: “Lo vamos a arreglar”. “La Unión Europea es brutal con EEUU en aranceles. Y lo saben y me sonríen cuando se lo digo. No se pueden creer que lo hayan podido hacer. Pero se ha acabado. Tenemos un déficit de 100.000 millones de dólares con México, y no incluye todas las drogas que están llegando porque no tenemos un muro”, continuó. “Pero va a cambiar. No tienen otra opción. Si no cambia, no vamos a comerciar con ellos”, terminó el presidente de EEUU. - Efe

Secciones