Galtzaraborda, una estación cada vez más conflictiva

Un joven trata de colarse en el topo y agrede a un vigilante de seguridad

Ruth Gabilondo Aitziber Muga - Viernes, 8 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

dONOSTIA - Una nueva agresión ha puesto de manifiesto la complicada situación que empiezan a vivir los trabajadores de la estación del topo de Galtzaraborda, en el municipio de Errenteria. El pasado 26 de mayo, un vigilante de seguridad fue agredido por un joven que intentó colarse en el tren, según confirmaron ayer a NOTICIAS DE GIPUZKOA desde la empresa Eusko Trenbide Sarea, que gestiona y administra las infraestructuras ferroviarias competencia de la Comunidad Autónoma Vasca (CAV).

Los hechos ocurrieron pasadas las 20.30 horas, cuando una persona trató de entrar en el topo sin haber comprado el billete y sin pasar por las validadoras. El guarda de seguridad le sorprendió, le recriminó su actitud y le pidió que se bajara del topo.

Fue en esos momentos cuando el viajero que se había colado en el tren agredió al vigilante y le empujó. Ante estos hechos, desde la estación de Galtzaraborda requirieron la presencia de la Ertzaintza, así como de una ambulancia. Sin embargo, el trabajador finalmente no requirió asistencia sanitaria, ya que sus lesiones eran leves, y tampoco presentó denuncia ante los agentes de la Ertzaintza que, por tanto, no detuvieron al agresor.

Ésta no es la primera agresión que sucede en esta estación. “Precisamente aquí, no digo con frecuencia, pero ha ocurrido más de una vez”, apuntan desde la empresa, preocupada por la situación de este apeadero.

Recientemente, otro empleado, en este caso un agente de tren de la empresa EuskoTren, también sufrió una agresión en este lugar. Al igual que en el último incidente, la agresión se produjo por parte de un hombre que intentó entrar en el transporte público sin pagar el billete correspondiente.

“Es un problema de seguridad ciudadana. Nos toca a nosotros, porque está la estación, pero la gente que nos causa problemas, va a causar problemas allá donde vayan”, afirman fuentes de la empresa, que desconocen si ante estos últimos episodios hay más presencia de la Policía Municipal en esta zona.