Cartas a la Dirección

Villas en Donostia

Miren Iturbe - Viernes, 8 de Junio de 2018 - Actualizado a las 09:23h.

La irresponsabilidad del Ayuntamiento con respecto al patrimonio arquitectónico de Donostia supera todo lo imaginable. A la concejalía de Urbanismo se la podría denominar concejalía de Urbanismo a la carta. Al Ayuntamiento no le es suficiente con haber permitido la destrucción de edificios emblemáticos como Miracruz 19 o algunas villas de Ondarreta o Miraconcha. Al contrario, continúa dando su visto bueno al derribo de más edificios históricos. La última víctima de su inoperancia es villa Luna y todo su arbolado, en Ondarreta, de estilo neovasco. Al parecer, también está condenada a su desaparición, entre otras, la espléndida villa Stella Maris de Intxaurrondo, de estilo neoclásico. Suma y sigue. En lugar de transformar estas villas en apartamentos, de acuerdo a los tiempos actuales, como se hace en otros lares (Biarritz: 220 villas protegidas;Donostia: 20), aquí el Ayuntamiento es partícipe de una política especulativa que enriquece a unos pocos y empobrece el patrimonio urbanístico de Donostia, ya que, salvo excepciones, lo que se construye en su lugar es anodino, arquitectura en serie. Impotencia e indignación es lo que sentimos muchos ciudadanos ante semejante destrucción. Nos merecemos unos políticos más sabios, ambiciosos y sensibles.

Secciones