Afganistán, más cerca de la paz al pactar una tregua con los talibanes

Puesto de control en Kandahar. (Foto: Efe)

El presidente anuncia un alto al fuego, el primero desde hace 17 años, con motivo del Ramadán

Baber Khan Sahel - Viernes, 8 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Kabul - El presidente afgano, Ashraf Gani, anunció ayer un alto al fuego parcial, el primero desde la invasión estadounidense de Afganistán hace 17 años, con motivo del Ramadán y después de que líderes religiosos llamaran a los talibanes a buscar un proceso de paz.

En un mensaje a la nación televisado, el presidente afgano informó de que las fuerzas armadas del país no harán operaciones ofensivas contra los talibanes desde el 12 de junio y hasta el quinto día del Eid al-Fitr, festividad que marca el fin de Ramadán y que se celebrará el 19 o el 20 de junio, dependiendo de la Luna.

Gani presentó la tregua unilateral como una nueva oportunidad para que la formación insurgente abandone las armas, después de que ésta rechazase una ambiciosa oferta de paz lanzada en febrero por el Gobierno. “La decisión ha sido tomada desde una posición de fuerza”, dijo el mandatario afgano, al precisar que las fuerzas de seguridad continuarán luchando contra “el Estado Islámico, Al Qaeda y otras organizaciones terroristas con respaldo internacional”.

“Para garantizar la seguridad de todos los ciudadanos y defender el país, las fuerzas armadas afganas han recibido la orden de estar completamente preparadas y disponibles para responder a cualquier forma de ataque”, agregó el presidente afgano.

Los talibanes no han reaccionado aún al anuncio, que llega menos de una semana después de que unos 2.000 líderes religiosos del país asiático firmasen una fatua o edicto en el que calificaban la guerra en Afganistán de “ilegítima” y sin justificación religiosa, y pedían a los talibanes que aceptasen la oferta de paz del Gobierno. “La fatua declaró que la violencia y los ataques suicidas no solo están en contra del islam sino que están estrictamente prohibidos en nuestra religión”, subrayó ayer Gani tras destacar que se trata de un edicto “sin precedentes” y de carácter “histórico”.

El presidente anunció una “gran reunión” la semana que viene en la que se harán públicos más detalles sobre el alto al fuego. El jefe del Ejército afgano, el general Sharif Yaftali, afirmó en una rueda de prensa que “todas las Fuerzas de Seguridad y Defensa de Afganistán apoyan el alto el fuego y están preparadas para aplicarlo”. Yaftali explicó que el alto al fuego también incluye a la red Haqqani, una de las principales facciones de los talibanes afganos que es acusada de estar detrás de algunos de los atentados más mortíferos en el país.

Secciones