Escombros con mucho futuro

Fotomontaje de la urbanización de la lonja con su cobertura vegetal.

La Autoridad Portuaria de Pasaia empleará las montañas de escombros y tierra como sustrato del manto verde que cubrirá la lonja, pero el aspecto actual de la zona desespera y enfada a los vecinos de San Pedro.

Reportaje y fotografía de Aitziber Muga - Jueves, 7 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

La construcción de una nueva lonja de pescado que sustituyera al anterior equipamiento que se había quedado obsoleto fue la piedra angular del convenio firmado en noviembre de 2009 entre el Ministerio de Fomento y la Autoridad Portuaria de Pasaia (APP), que incluía diversas actuaciones para la regeneración de la bahía, por importe de unos 23 millones de euros.

Así las cosas, en 2011 comenzó el derribo de la primera fase de la antigua lonja y desde entonces los escombros continúan en el mismo sitio, a pesar de que la nueva fue inaugurada en 2013.

Esta situación llamó la atención de un vecino del número 22 de la calle Esnabide, del bloque de viviendas situados justo frente a la lonja. “Hace pocos meses que vine a vivir aquí y pensé que ese edificio estaba abandonado, pero luego me di cuenta de que entraba gente a trabajar”, señala. Una señora no puede reprimir su hastío al oír hablar al joven: “No hay derecho, siempre nos hablan de regeneración y regeneración y llevamos años aguantando estos escombros”. Por su parte, la trintxerpetarra María Luisa pasa por esta zona en su paseo matutino, siempre que no llueve, y no le sorprende que las montañas de escombros sigan ahí, “es una característica” de Pasaia, comenta sarcástica.

De hecho, en su distrito también hubo acciones y protestas con la montaña de tierra que se levantó junto a la rotonda de Gomistegi, tras otros derribos en La Herrera.

A este respecto la APP explica a este diario que no está previsto limpiar la zona. “Lo que vamos a hacer es terminar la obra en cuanto se den las circunstancias presupuestarias precisas, lo cual esperamos ocurra pronto, y de hecho, la obra deberá empezar por la plaza, para luego continuar con la calle Esnabide”, indican fuentes portuarias.

La APP achaca las protestas y el descontento vecinales “al gran desconocimiento que la gente tiene del ambicioso proyecto planteado”. “El proyecto completo de la lonja prevé la cobertura de esta con una cubierta vegetal y jardines para cuya base será usado el material, no escombro que ahora se ve, para soporte del sustrato que deberá utilizarse para luego plantar la cubierta vegetal”, explican desde la institución.

La APP espera comenzar con la primera fase de la urbanización este año, si lo permite el presupuesto.

Secciones