El hallazgo de ocho cuerpos eleva a 84 los muertos en Guatemala

Rescatistas continúan con la búsqueda de más supervivientes en el caserío de El Rodeo (Guatemala). (EFE)

Las brigadas de rescate los encontraron entre los escombros de una casa sepultada por la ceniza

Jueves, 7 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

San Miguel Los Lotes (Guatemala) Los cadáveres de ocho víctimas de las erupciones del volcán de Fuego fueron rescatados ayer por las brigadas de búsqueda en una comunidad del departamento sureño de Escuintla, lo que elevaría a al menos 84 la cifra de muertes. Los cuerpos fueron hallados entre los escombros de la comunidad de San Miguel Los Lotes, la cual quedó soterrada bajo miles de toneladas de material volcánico. Entre los primeros seis cadáveres rescatados figuran los de dos menores y el de una mujer.

En el mismo sitio fueron localizados después los cadáveres de otros dos adultos. Del inmueble donde estaban los restos, los socorristas rescataron una fotografía en la que aparecen al menos 16 menores, pero de ellos se desconoce su situación. Las autoridades de socorro desalojaron a la prensa del lugar.

Con estos ocho cuerpos rescatados sumaría 84 la cifra de fallecidos por la erupción que registró el pasado domingo el coloso situado a unos 50 kilómetros al oeste de la capital guatemalteca, ya que ayer miércoles falleció un hombre en el Seguro Social debido a las graves quemaduras. El último informe de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), correspondiente al martes, cifró en 75 a los fallecidos y en cerca de 200 a los desaparecidos.

Por tercer día consecutivo, las brigadas de rescate realizaron la búsqueda de los desaparecidos a causa de la avalancha que generó la erupción del volcán, situado entre los departamentos de Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango. Las autoridades estiman que los desaparecidos entre los escombros y soterrados en las viviendas son 192. El secretario de la Conred, Sergio García Cabañas, aseguró que no descansarán hasta localizar la última víctima de la tragedia causada por el coloso.

Continúan las explosiones El volcán de Fuego que el pasado domingo registró una potente erupción que deja ya 84 guatemaltecos muertos, continuaba ayer con explosiones moderadas y las autoridades advirtieron sobre el descenso de avalanchas hacia los barrancos.

Un informe del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) de las 08.00 hora local (14.00 GMT) daba cuenta que el coloso, situado a pocos kilómetros al oeste de la capital, seguía ayer con explosiones débiles y moderadas que generaron una columna de humo de hasta 4.700 metros de altura.

El ente científico alertó de que esas explosiones causan avalanchas hacia los barrancos del volcán, de 3.763 metros sobre el nivel del mar.

Aseguró que las lluvias que han caído en la región y la acumulación de material pueden provocar súbitos desprendimientos. “Es probable que los primeros lahares se presenten calientes y transporten material fino similar al cemento, rocas de hasta un metro de diámetro y troncos de árboles que son arrastrados por la corriente afectando a las comunidades ubicadas en las orillas de los barrancos”, dijo.

El Insivumeh afirmó que la actividad continúa y no descarta que se registren nuevos flujos piroclásticos en las próximas horas.

Mientras, en su último reporte de ayer, la Conred cifraba en 44 los heridos y 12.089 los evacuados mientras que el total de afectados serían 1.713.436 y los albergados sumarían 3.319. Los departamentos más afectados por la potente erupción son los de Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez, en cuyos límites está el volcán de Fuego. Los tres fueron declarados en estado de calamidad pública y permanecen en alerta roja.

Por su parte, la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) informó ayer de que aportará unos 250.000 dólares de su fondo global de emergencias para financiar la asistencia vital a las víctimas de la erupción del volcán de Fuego en Guatemala. “Esta asignación de emergencia reforzará los esfuerzos de la Cruz Roja que ya están en marcha en el terreno médico, de apoyo psicosocial, de cobijo, distribución de alimentos y búsqueda de familiares”, dijo el director de Desastres y Prevención de Crisis de la organización, Pascale Meige. Se calcula que los fondos que se han puesto a disposición permitirán que la Cruz Roja guatemalteca brinde ayuda a 3.000 sobrevivientes en situación muy vulnerable durante los tres próximos meses.

Por otra parte, la FICR informó ayer de que su presidente, Francesco Rocca, efectuará hoy una visita de pocas horas a Guatemala para entrevistarse con responsables y socorristas voluntarios de la Cruz Roja nacional. - Efe

Secciones