Una bajada justificada

Imagen del Fondo Sur del estadio de Anoeta.

el incremento en la asistencia experimentado el curso 2016/17 se ha esfumado en el último, en buena parte debido a la reducción del aforo de anoeta hasta los 26.000 espectadores

Ramón Sánchez - Jueves, 7 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Donostia - El dato de la asistencia media registrado en la recién finalizada temporada en Anoeta, de 19.334 espectadores (teniendo en cuenta las tres competiciones en las que ha participado la Real), supone un severo frenazo al despunte que había experimentado la afluencia al estadio donostiarra en la temporada 2016/17 (que fue de 21.481). Pero en esta ocasión el acusado descenso tiene una justificación: la reducción del aforo a unas 26.000 localidades por las obras de remodelación del recinto.

En cualquier caso, este registro de las 19.334 personas de promedio que han acudido en el último curso a Anoeta, algo más (19.793) si nos ceñimos exclusivamente a la competición liguera, es el más bajo desde que el conjunto txuri-urdin ascendió a Primera División por última vez, es decir, de las últimas ocho campañas, en las que nunca había bajado de 20.000.

La ocupación fue del 60,27% (61,70% en la Liga) si tomamos como indicador el aforo oficial del estadio de 32.076 (también el más bajo de la última década), pero, como esta campaña ha quedado acotado a 26.000, el dato correcto sería de 74,36% (76,12% en el campeonato doméstico). Esto es, en niveles de los años 2010-2014.

Esta temporada, además, la afición realista contaba con el aliciente del regreso a Europa. Concretamente, la Real ha disputado la fase de grupos de la Europa League y los dieciseisavos de final, eliminatoria en la que quedó eliminado frente al Salzburgo austríaco.

Sin embargo, la pronunciada reducción de la capacidad del campo ha pasado factura porque la disponibilidad de entradas ha sido limitada. Es más, en varios encuentros se ha colgado el cartel de no hay billetes y en Anoeta siempre se ha contado con un considerable porcentaje de socios que ha dejado de ir a los partidos.

más de 20.000 espectadores A la hora de analizar los datos en frío, la conclusión que se puede extraer es alarmante. En lo que respecta a la Liga, solo en siete partidos se ha superado la barrera de los 20.000 espectadores: ante el Real Madrid (24.966), que ha sido la máxima asistencia del ejercicio 2017/18;el derbi frente al Athletic (23.972);contra el Barcelona (23.277), que en las temporadas anteriores ocupaba el primer lugar en este ranking pese a ser medio día del club, como esta vez;Atlético de Madrid (21.404);Alavés (21.445), con una notable asistencia de seguidores babazorros;el derbi ante el Eibar (20.387);y Valencia (20.266). En los doce encuentros restantes la entrada ha sido inferior a las 20.000 personas.

En la Europa League también hubo dos envites, de los cuatro celebrados en casa por la Real, en los que se superaron este listón: ante el Rosenborg en la primera jornada (21.479);y contra el Zenit en la tercera (20.609). En los otros dos no fue así: frente al Vardar, con una pobre asistencia (17.242);y en la ida de los dieciseisavos de final, con el Salzburgo como rival (19.790), en lo que fue una sorpresa por lo que se jugaba el cuadro guipuzcoano aunque pudo pesar la hora (19.00).

el récord negativo Esta temporada, asimismo, se ha producido un récord negativo en lo que a la afluencia de público hace referencia. Y es que en el choque de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa, en el fatídico día contra el Lleida en el que quedó la Real eliminada de forma incomprensible, la asistencia fue de 8.819 espectadores. La más baja de los 25 años de historia de Anoeta.

La hora quizás pudo influir, ya que se disputó un miércoles (29 de noviembre) a las 19.30, aunque el resultado de ida fuera favorable (0-1) pudo influir en la afición al tratarse de un rival de Segunda B. El cataclismo, de todas formas, fue espectacular.

el undécimo de la Liga Por otro lado, comparándolo con el resto de estadios de Primera División, Anoeta mantiene el décimo puesto en la clasificación de la asistencia. En el curso 2017/18 ha quedado por detrás de Camp Nou, Bernabéu, Wanda Metropolitano, Villamarín, Mestalla, Sánchez Pizjuán, La Rosaleda y Riazor.

Cabe reseñar también que el txuri-urdin no es el único campo cuya asistencia ha bajado en la última campaña. En otros doce estadios de Primera ha ocurrido lo mismo. Una tendencia generalizada que puede estar motivada por los polémicos horarios de los partidos que impone La Liga.

La recaudación

Más de un millón menos. En la campaña 2017/18 se ha registrado un pronunciado descenso también en la recaudación, que ha caído en más de un millón de euros. De los casi dos millones de la 2016/17 (1.977.319) a los 738.410. Hay una salvedad, que no ha habido dos medios días del club, sino solo uno. Pero, en cualquier caso, se ha reducido de forma considerable.

Secciones