DONOSTIA

El índice de los residuos destinados al reciclaje se estanca en un 38%

El Informe Anual de Sostenibilidad revela que no crece la concienciación Los residuos aumentan un 1% el pasado año

Carolina Alonso Ruben Plaza - Miércoles, 6 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - El índice de residuos que llevan las familias donostiarras a los contenedores de reciclaje se ha quedado estancado en un 38% en los últimos tres años, según revela el Informe Anual de Sostenibilidad, que fue presentado ayer por la concejala de Medio Ambiente de Donostia, Ane Oyarbide, el director del departamento, Josu Benaito, y miembros de la Fundación Cristina Enea como Manu González y Leire Sarobe. Esta cifra se alcanzó por primera vez en 2013, al año siguiente bajó al 36%, y tras volver en 2015 al 38% permanece igual.

Según los datos recabados en este estudio, que analiza 48 indicadores relacionados con la sostenibilidad, la cantidad global de residuos producidos en la capital guipuzcoana aumentó un 1% a lo largo del pasado año, lo que supone la generación de 1,20 kilos por habitante al día.

El descenso experimentado en los últimos años en cuanto a la generación de desechos rompió su tendencia y la cantidad de residuos que han terminado en los vertederos ha sido muy similar en los años 2015, 2016 y 2017, aunque con un leve repunte, que no se aprecia en cuanto a los porcentajes, ya supone incrementos de décimas.

Según el trabajo, en estos tres últimos años, cada donostiarra ha depositado en los contenedores de reciclaje una media de 0,45 kilos al día, mientras que los materiales que se han derivado a vertederos han sido 0,75 kilos.

más familias El informe añade que la materia orgánica que se ha depositado en sus contenedores ha sumado más de 4,9 millones de kilos. Más de 24.184 familias y 1.627 establecimientos participaron el pasado año en la recogida de materia orgánica. El número de familias apuntadas a la iniciativa fue el pasado año un 4% más que el año anterior, aunque este crecimiento no se tradujo en un mayor índice de reciclaje orgánico, según los datos recabados.

La concejala de Medio Ambiente apuntó que la reducción de los residuos enviados a vertederos, que son el 62% del total generado en Donostia, es uno de los principales retos de la ciudad. “Estamos estancados en el reciclaje y debemos trabajar muy duro para reducir los residuos”, subrayó Oyarbide.

La corporativa destacó también entre la tareas que deben mejorar la relacionada con la actividad del propio Consejo Sectorial de Medio Ambiente, en el que toman parte 26 personas y entidades ciudadanas relacionadas con este campo. En sus reuniones del pasado año se produjo una participación del 40%, un índice inferior al del año anterior.

En el lado positivo, el Informe Anual de Sostenibilidad destaca que el consumo eléctrico ha seguido bajando en Donostia -en concreto lo hizo un 2%- aunque el trabajo no se atreve a asegurar que sea a causa de medidas de eficiencia energética, como el aislamiento térmico, los electrodomésticos más eficientes o la introducción de iluminación por led. No obstante, el estudio dice que el dato “no deja de ser un dato esperanzador”. También bajó el consumo de agua un 0,1% y se quedó en 206 litros por persona y día. Por el contrario, el consumo de gas fue más elevado “probablemente por las condiciones climáticas”, considera el informe de sostenibilidad.