Sindicatos y Gobierno Vasco sellan la paz social en la Ertzaintza

La consejera Beltrán de Heredia se alegra por un pacto en el que los líderes sindicales dicen que todos han cedido

“Cuando se va con propuestas que son posibilistas se pueden alcanzar acuerdos”

Miércoles, 6 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Donostia - La consejera vasca de Seguridad Estefanía Beltrán de Heredia se felicitó ayer por el pacto alcanzado con los sindicatos mayoritarios de la Ertzaintza, Erne y Esan, un acuerdo al que espera que se sumen el resto de organizaciones sindicales de la Policía vasca. “El acuerdo alcanzado demuestra que cuando hay voluntad de acordar, cuando se va con propuestas posibilistas y se analizan realmente los problemas, se pueden alcanzar acuerdos y los alcanzamos”, subrayó Beltrán de Heredia, que, no obstante, recordó que habrá que esperar a este viernes, cuando se reunirá la mesa negociadora de la Ertzaintza, la denominada Mesa 103, para su aprobación.

Por su parte, en Bilbao comparecieron el secretario general de Erne, Roberto Seijo, y el de Esan, Eneko Urkijo, quienes detallaron los principales puntos de este acuerdo, logrado tras una “dura” negociación de tres meses en la que -señalaron- “todos hemos tenido que ceder en nuestras pretensiones iniciales”.

líneas maestras El acuerdo incluye la “modernización” de la Brigada Móvil y, en este sentido, el responsable de Erne señaló que, aunque “compañeros de la antigua Brigada Móvil” consideren que “pierden condiciones laborales, hay que mirar hacia el futuro y las condiciones pactadas son buenas para ellos”. En cualquier caso, afirmó que en el plazo de un año se efectuará una revisión para comprobar que todos los puntos acordados se cumplen.

Según explicaron los sindicatos, “ante la imposición por parte de Seguridad de la eliminación del calendario con el que ha venido funcionando la Brigada Móvil de la Ertzaintza en servicio de retén y las condiciones de trabajo de flexibilidad absoluta que tenía la otra sección que compone la Brigada Móvil, se ha llegado a un acuerdo para la unificación de ambas secciones con el mismo calendario laboral, sin ningún tipo de flexibilidad y con unas condiciones laborales adecuadas”. Los trabajadores que no deseen incorporarse al nuevo horario tendrán la opción de “salir de la unidad” antes de implantarse y elegir destino, según precisó Eneko Urkijo, que señaló que serán “muy pocos”.

Por otro lado, se logró un acuerdo sobre el servicio activo modulado y la denominada ‘segunda actividad’. Los ertzainas tendrán la opción de dejar de hacer turnos de noche de forma voluntaria en sus últimos años laborales, con compensaciones en caso de hacerlo.

También se ha alcanzado un acuerdo en materia de movilidad geográfica para que “definitivamente se acabe a nivel general” y solo pueda darse en situaciones excepcionales. En esta materia, se ha acordado que cada unidad “se debe autogestionar y cubrir con sus propios medios sus necesidades”. - E .P.