FISCALIDAD GIPUZKOA

Las Juntas de Gipuzkoa aprueban la reforma del impuesto sobre patrimonio

Un pleno de las Juntas Generales durante esta legislatura.

Con los votos a favor de PNV, PSE-EE y PP, y el rechazo de EH Bildu y Podemos

EFE - Miércoles, 6 de Junio de 2018 - Actualizado a las 16:18h.

Donostia- Las Juntas Generales de Gipuzkoa han aprobado hoy, con los votos a favor de PNV, PSE-EE y PP, y el rechazo de EH Bildu y Podemos, la reforma del impuesto sobre patrimonio, que cambia su denominación, recupera el denominado escudo fiscal y actualiza sus tarifas.

De esta manera, la reforma fiscal vasca ya ha sido aprobada también en Gipuzkoa, donde el grueso de modificaciones tributarias, que afectan sobre todo al IRPF y al impuesto de sociedades, ya fueron ratificadas en las Juntas Generales el pasado mes de mayo.

El pleno del parlamento provincial ha dado hoy luz verde al último trámite pendiente, relativo al impuesto sobre patrimonio, que se armoniza con el de los otros territorios vascos.

El diputado foral de Hacienda y Finanzas, Jabier Larrañaga, ha defendido la necesidad de estas medidas para "normalizar" la situación fiscal de Gipuzkoa.

De este modo, con los cambios aprobados hoy, el tributo pasa de llamarse impuesto sobre la riqueza y las grandes fortunas a impuesto sobre patrimonio;se recupera el escudo fiscal, que establece un límite de manera que lo que un contribuyente paga por IRPF y patrimonio no supere el 65 % de sus ingresos anuales, y se actualizan las tarifas.

Larrañaga ha recordado que Gipuzkoa es uno de los pocos territorios europeos que mantiene un impuesto sobre patrimonio ya que la mayoría de países lo ha eliminado en los últimos años y en la UE sólo lo mantienen Francia, que ya ha anunciado su derogación para 2019, y España, donde en comunidades autónomas como Madrid está anulado.

"Gipuzkoa no podía permitirse seguir siendo el territorio europeo con la fiscalidad más dura en este ámbito, pero que quede claro que aquí no se regala nada a nadie: aquí se pagará lo mismo que se paga en los territorios que tenemos alrededor", ha defendido.

Los cambios normativos aprobados hoy cierran el camino iniciado en 2015, cuando se llevó a cabo una primera reforma de urgencia del tributo, que dejó exentas las participaciones en empresas, que el anterior gobierno de Bildu incorporó en su impuesto de la riqueza.

Larrañaga ha precisado que el resultado global entre la recaudación previa a las dos reformas y la situación actual es de ocho millones de euros negativos, una cifra que, según ha recordado, supone el 0,17 % de la recaudación tributaria total del anterior ejercicio.

EH Bildu y Podemos han criticado en sendos comunicados la aprobación de estas medidas que, en opinión de ambos grupos, benefician a "los más ricos" de Gipuzkoa.

La coalición abertzale ha advertido de que "la derogación" del impuesto sobre la riqueza y las grandes fortunas implicará que "cada una de las 38 personas más ricas de Gipuzkoa aportará al año 408.316 euros menos en impuestos", lo que supone un total de 15,4 millones de euros.

La formación morada, por su parte, ha opinado que "renunciar a recaudar más impuestos de quines más tienen es una irresponsabilidad y un ejercicio de insolidaridad". 

Secciones