El PNV de Gipuzkoa rozaría el 40% de los votos, siete puntos más que en 2015

Los jeltzales se refuerzan en Gipuzkoa y Bizkaia, y desplazan al PP al tercer puesto en Araba

Miércoles, 6 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Donostia - El PNV volvería a ganar las elecciones forales en Gipuzkoa y lo haría con casi siete puntos más que el 32% que cosechó en 2015, ya que alcanzaría el 38,8% de los apoyos según la encuesta de Gizaker que publicó ayer el grupo EITB. Tras la formación jeltzale, que también ganaría en Bizkaia y Araba, se situaría EH Bildu, con una ligera mejoría de casi 1,5 puntos respecto a 2015, ya que llegaría al 30,7% de los votos. Este escenario dejaría a ambas formaciones muy cerca del 70% de los sufragios, lo que reforzaría el actual escenario bipartidista en Gipuzkoa.

Ambas formaciones serían las únicas que mejorarían sus expectativas electorales, que pasarían de recibir el 61,3% al 69,5%, puesto que el PSE, Podemos y el PP se dejarían parte de sus apoyos por el camino.

En el caso de los socialistas, socios del PNV en el Gobierno foral, caerían del 16,8% de 2015 al 14%;Podemos perdería dos puntos (del 12,2% al 10,2%) y en el PP sería quien en términos relativos más disminuiría, ya que del 5,5% de los apoyos de hace tres años -más bajo que su primer resultado, el 6,5% de 1991- se quedaría en el 3,5%. La división del territorio en cuatro circunscripciones junto a este porcentaje haría peligrar la presencia del PP en la Cámara por primera vez desde 1991.

A diferencia de la encuesta que se conoció la víspera sobre las capitales vascas, en la que el PNV mejoraría su representación en Donostia, esta segunda entrega, realizada también entre el 14 y el 21 de mayo, no proyecta los porcentajes en escaños, ya que Gipuzkoa está dividida en cuatro circunscripciones diferentes.

Lo que sí se dio a conocer ayer es la valoración que hacen los guipuzcoanos sobre la gestión foral, que obtiene un 6,2 sobre 10, mientras que la oposición logra un 5,4. En el caso concreto del diputado general, Markel Olano, obtiene un 6, misma nota que el jefe del Ejecutivo alavés, Ramiro González, y por debajo del 6,7 del vizcaino Unai Rementeria, aunque estos dos últimos, con un 48,5% y un 62,1%, respectivamente son menos conocidos que Olano (77,3%), por lo que menos gente ha opinado.

En términos generales, la gestión de las tres diputaciones alcanza una nota de 6,3, ocho décimas más que el pacto entre PNV y PSE que sirve para gobernar las tres instituciones (5,5).

El PNV gana en Araba Según la encuesta conocida a un año de las elecciones municipales y forales de 2019, el PNV ganaría en Araba aumentando en 4 puntos la intención de voto, del 22,0% al 26,2%, con lo que arrebataría el primer puesto al PP, que bajaría del 22,4% al 18%, y sería tercera fuerza.

EH Bildu también mejoraría su intención de voto en 2 puntos, pasando de 20,7% al 22,6%, colocándose como segunda fuerza. Unidos Podemos perdería un punto manteniéndose en cuarto lugar, seguido del PSE, que bajaría punto y medio, de 11,4% a 10%.

En Bizkaia, el PNV mejoraría en 5 puntos su intención de voto, pasando del 38,2% al 43,3% y reforzando así su primera posición. EH Bildu se consolidaría como segunda fuerza con el 19,7% de intención de voto. Unidos Podemos bajaría del 14,8% al 12,2% en intención de voto, el PSE descendería del 12,7 al 11,5%, y el PP perdería 2 puntos -bajaría del 8,3% al 6,3%-. - N.G./E. P.

subida jeltzale

La mayor, en Gipuzkoa. El PNV crecería 6,8 puntos en feudo gipuzcoano, mientras que en Bizkaia mejoraría en 5 puntos, y en Araba en 4, por delante de EH Bildu y de un PP a la baja.

El resto, a la baja. No solo los ‘populares’, ya que tanto Podemos como PSE perderían fuelle en los tres territorios.

Ficha técnica

Casi 2.000 encuestados. La encuesta de Gizaker, que se ha hecho tras las respuestas de 1.750 personas residentes en la CAV (400 en Donostia y 200 en el resto de Gipuzkoa;400 en Gasteiz y 150 en el resto de Araba;y 400 en Bilbao y 200 en el resto de Bizkaia).