Estudian permitir a los menores acceder a las salas de conciertos

El Gobierno Vasco valora la medida, una vieja reclamación del sector en Euskal Herria

Andrés Portero - Miércoles, 6 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

BILBAO - “El mayor reto es solucionar el problema de los menores cuanto antes”, explican desde Kultura Live, la organización que agrupa a las salas de conciertos privadas de Euskal Herria. “Estamos trabajando ya con el Gobierno Vasco para cambiar la ley actual y que los menores acompañados puedan entrar en las salas”, explica su presidente, Gotzon Uribe, en el marco de la asamblea de la Asociación Europea de Salas de Conciertos y Festivales de Música, que concluye hoy en Bilbao.

La preocupación primordial de Kultura Live es promover “el cambio y la adecuación” de la ley vasca actual, que impide a las personas menores de edad acceder a las salas de conciertos aunque estén acompañadas de sus progenitores o tutores, al contrario de lo que sucede en los festivales de música o en pabellones.

Kultura Live está ya trabajando, codo a codo con el Gobierno Vasco para promover este cambio. “Aunque parezca mentira, la ley actual no lo permite. Es algo totalmente necesario para la regeneración de públicos, la sensibilización cultural y el acercamiento de la música a la gente más joven de una manera tangible”, explica Uribe. “Tengo confianza en que esta ley se adecúe a los tiempos actuales y pueda ser modificada”, apostilla.

Uribe es uno de los representantes vascos participantes en la Asamblea General de Live DMA, la Asociación Europea de Salas de Conciertos y Festivales de Música, que cuenta con una red de 2.500 salas de conciertos y festivales. El sector europeo de salas de conciertos ofrece 52.000 empleos y arroja un balance que se acerca a las 390.000 actividades anuales, a las que acuden más de 56 millones de personas. “No tenemos cifras en cuanto a Euskadi, ya que se está elaborando el informe correspondiente”, explica Uribe, que añade que la asamblea “sigue trabajando en la profesionalización del sector y en colaborar entre las salas para intercambiar experiencias y proyectos”.

El proyecto principal que ocupa a las salas y a la asamblea es Live Style Europe. Está incluido en la Creative Europe de la Comisión Europea y su objetivo es “potenciar las salas de conciertos y festivales de música”. El sector está organizando diferentes mesas de trabajo en varias ciudades europeas para “tratar temas sectoriales”.

San Agustin Kulturgunea (Azpeitia), Dabadaba (Donostia) y Plateruena Kafe Antzokia (Durango) ya han participado en el programa. Otro de los fines de la asamblea es compilar datos sobre el impacto económico del trabajo del sector, que excede del ámbito cultural y del ocio. “Así podremos conocer la dimensión que tiene el trabajo de las salas y poner en valor su potencial cultural, social y económico”, concluye Billar.

La Asamblea General de Live DMA ha coincidido con la celebración del décimo aniversario de Kultura Live. La asociación de salas privadas de música en directo de Euskal Herria tiene como objetivo prioritario conseguir “el reconocimiento de las instituciones y el público en general de la labor cultural de las salas de conciertos privadas, así como el determinante protagonismo de estas dentro del tejido industrial y turístico”, explican sus responsables.