La azotea

La 'limpiaculos'

Por María M. Otálora - Martes, 5 de Junio de 2018 - Actualizado a las 09:57h.

Hay profesiones cuyo trabajo consiste en dignificar a las personas. Una de ellas es la de los auxiliares sanitarios. Se encargan de vestir, duchar, lavar el pelo y los dientes o cortar las uñas a gente que no lo puede hacer por sí misma. Y limpiar el culo, por supuesto.

He leído una nota que ha escrito una de estas profesionales, llamada Sara Rodriguez Martínez. En ella se muestra muy orgullosa de lo que hace, y muy harta de escuchar cómo se usa de forma despectiva el ser una limpiaculos, como si fuera lo más bajo en lo que alguien pudiera caer.

Como estoy releyendo a Orwell, llevo unos días imaginando los distintos tipos de sociedades que se podrían dar en nuestra civilización si una pequeña cosa cambiara. Imaginemos que lo que cambiase fuera que el prestigio profesional de una persona dependiera de la dignidad que da o devuelve a otra u otras personas.

Por supuesto que el auxiliar sanitario sería uno de los más prestigiosos pero, ¿cuáles más?

El de barrendero, que dignifica las calles que todos pisamos. Los profesores de natación de adultos, que ayudan a superar miedos infantiles dando valor a muchos valientes canosos. Las telefonistas del teléfono de la esperanza, que sin ver dan palabras de aliento y escucha. Las encargadas de proporcionar papel higiénico en los baños públicos, por razones que todos conocemos.

Podría continuar enumerando decenas de profesiones que en una sociedad que valorara otras cosas nos harían mejores a todos. ¿Imagináis un niño de 6 u 8 años que diga que cuando sea mayor quiere ser limpiaculos? www.malenaotalora.com / Psicoterapeuta

Secciones