Las protestas fuerzan la dimisión del primer ministro de Jordania

Hani al Mulki deja el cargo tras una huelga general contra un proyecto de ley para la reforma tributaria

Martes, 5 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Amán - El primer ministro de Jordania, Hani al Mulki, dimitió ayer presionado por las protestas que se suceden desde hace varios días tras una huelga general en contra de un polémico proyecto de ley impulsado por su Gobierno para aplicar una reforma tributaria. Renuncia que fue aceptada por el rey de Jordania, Abdalá II, según la agencia oficial de noticias Petra, que reproduce un escueto comunicado de la Casa Real jordana.

Fuentes oficiales aseguraron que el monarca pidió al actual ministro de Educación, Omar al Razaz, que forme un nuevo ejecutivo tras una reunión que se produjo en el palacio de Al Huseiniya. Sin embargo, ninguna confirmación respecto a este encargo para la formación de un nuevo gobierno a Al Razaz había llegado al cierre de esta edición.

El que sería el elegido para el Ejecutivo estudió en la Universidad de Harvard y ocupó varios puestos destacados en el sector público y privado, y también trabajó en el Banco Mundial. Este cargo podría ayudar a gestionar la actual crisis desatada por la aplicación de las medidas de austeridad dictadas por el Fondo Monetario Internaciona, que supervisa el programa económico del país árabe, afectado por la afluencia de refugiados desde Siria, el desempleo y la falta de crecimiento en los últimos años.

Los sindicatos jordanos convocaron el pasado miércoles una exitosa e histórica huelga general en contra del proyecto de ley y miles de ciudadanos se han manifestado en las calles en las últimas noches para pedir la dimisión del jefe del Ejecutivo, una situación que no se vive desde 2011.

Este también perdió la confianza de decenas de diputados, que pidieron ayer al rey que le apartara del cargo después de haber provocado esta situación “explosiva”, que llega en el mes sagrado musulmán de Ramadán, por lo que el Parlamento no celebra sesiones. El monarca indicó que “es injusto que solo el ciudadano soporte las consecuencias de las reformas. - Efe