Iker Vicente se corona en Azpeitia

Iker Vicente abrió brecha en el trabajo vertical de 54 pulgadas.

El de otsagabia se hizo con la txapela del urrezko aizkolaria;
El bicampeón atutxa se quedó a 21 segundos

I.G. Vico Iker Azurmendi - Lunes, 4 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

azpeitia - “Siempre me quedaba diez o veinte segundos por detrás de las txapelas y este año he conseguido ganar. Estoy contento. Espero seguir así”, manifestó Iker Vicente cuando ya habían pasado los 24 minutos y 44 segundos con los que selló su primer gran cetro en el mundo de la aizkora, el Urrezko Banakako Aizkolari Txapelketa. El de Otsagabia, destacado en el campo navarro, estaba llamado a mostrarse como uno de los grandes rivales de Aitzol Atutxa, dominador del Campeonato de Euskadi en el último lustro, pero no llegaban las victorias de autoridad en las grandes competiciones individuales. Ayer, en el frontón Izarraitz de Azpeitia, Vicente enseñó los dientes al campeón de Bizkaia y de Euskadi y al subcampeón de Gipuzkoa, Mikel Larrañaga, que quedó muy lejos del dueto de cabeza.

Apenas 21 segundos separaron al incontestable navarro, que administró a la perfección las diferencias logradas en los primeros trabajos, esbozando un camino espectacular en el corte vertical de 54 pulgadas, y al bicampeón dimoztarra, que defendía el trono. El vizcaino fue de menos a más, pero no pudo alcanzar en los últimos compases a su adversario, aunque le recortó tiempo y le metió el miedo en el cuerpo en el último tramo. Aun así, Vicente sacó el cronómetro para dar buena cuenta del tiempo necesario para establecerse en cabeza sin apenas vaivenes. Aunque el esfuerzo final de Atutxa II fue inmenso, el trabajo a contrapelo no acabó por darle los réditos necesarios. La pole del otsagabiarra marcó el devenir del Urrezko Aizkolari Txapelketa.

De cualquier modo, el vizcaino y el navarro regalaron al respetable una final muy atractiva y emocionante. Vicente, que en apenas unos días cumple 21 años, quedó apeado de lo más alto del podio en 2017 y la gloria correspondió al cuatro veces campeón de Euskadi. Era el segundo título seguido de Atutxa, que hasta 2016 sumaba cinco subcampeonatos consecutivos. El Izarraitz de Azpeitia marcó ayer un cambio de papeles. Además, Vicente adorna 2018 con el título de Parejas del Urrezko Aizkolariak.

Así las cosas, la distancia quedó marcada desde los primeros compases. El otsagabiarra se encontró con una diferencia de 57 segundos sobre Atutxa II en los tres trabajos iniciales. Disfrutó en la labor vertical el navarro y también dio una demostración de poder en la cita de velocidad con el oinbiko. Sin embargo, el vizcaino no conoce la rendición. Atutxa aceleró a partir del cuarto. Vicente comenzó a sufrir con el vertical de 45 pulgadas y el de Dima encontró la reacción que buscaba. De este modo, incisivo Aitzol, pudo recortar más de la mitad de la brecha entre ambos (29 segundos). Al final, en el último trabajo largo, de cinco troncos, Iker se administró para no perder el título. Atutxa ganó el parcial, pero únicamente arrebató siete segundos al campeón.

El resto de la cita Por otro lado, la oriotarra Idoia Etxeberria y la vizcaina Karmele Gisasola ganaron el Harrijasotze Emakumezko Binakako Txapelketa ante Julia Martínez y Raquel de la Calle.

Urrezko aizkolaria

Azpeitia

Iker Vicente (Otsagabia) 24:44”

Aitzol Atutxa (Dima) a 21”

Mikel Larrañaga (Azpeitia) a 4:44”

Secciones