Los de retos Sánchez

Modelo territorial, la estabilidad presupuestaria o el pacto educativo son asignaturas que debe abordar

Domingo, 3 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

La crisis política de Catalunya ante el conflicto soberanista es el principal reto que Pedro Sánchez tiene por delante como presidente del Gobierno español, aunque también deberá concretar el nuevo modelo de financiación autonómica, el pacto educativo y afrontar los presupuestos para el próximo año.

Sánchez se comprometió durante la moción de censura a abrir “una nueva página de la democracia” y fijó como prioridades la regeneración democrática, la estabilidad presupuestaria, el compromiso de España con la UE y la convivencia territorial.Con un horizonte aún incierto de hasta cuándo alargará la legislatura y convocará elecciones, estos son los principales asuntos que Sánchez tendrá que hacer frente en su mandato.Diálogo con Catalunya sin el 155La asignatura más peliaguda es Catalunya, donde Sánchez se ha comprometido a entablar una vía de diálogo con el independentismo para buscar “soluciones políticas” y un encaje constitucional de la identidad como “nación” de este territorio, pero sin admitir el derecho a la autodeterminación. Después de su firme apoyo a Mariano Rajoy en las medidas del Estado contra el conflicto soberanista, Sánchez va a encontrar un nuevo escenario al coincidir con el fin de la aplicación del artículo 155 una vez han tomado posesión los nuevos consellers. Tras definir al nuevo presidente de la Generalitat, Quim Torra, como “el Le Pen de la política española” por su “xenofobia y racismo”, Sánchez está dispuesto a hablar con él con la advertencia de PP y Ciudadanos de que no respaldan ese diálogo.Reformas institucionalesSánchez ha hecho hincapié en la necesidad de acometer una profunda regeneración institucional, que incluye una reforma de la Constitución de la que ha hecho bandera, pero que se antoja difícil de acometer ante la falta de consenso. La ley Electoral, la limitación de mandatos presidenciales o la supresión de aforamientos son otros objetivos que el líder socialista tiene en mente para recuperar la confianza de los ciudadanos, así como de ver en práctica la renovación de la cúpula de RTVE.Estabilidad presupuestaria y paroEn el ámbito económico, Sánchez se encontrará con una economía recuperada y creciendo a un ritmo el 3% anual, pero con una tasa de paro todavía en el 16,7% (la segunda más alta de la UE por detrás de Grecia) y lejos aún de alcanzar los 20,7 millones de ocupados que había antes de la crisis. Está por ver si tomará medidas para revertir la reforma laboral que hizo el PP en 2012 y que ha sido, junto a la de las pensiones de 2013, uno de los principales caballos de batalla del PSOE en estos años de oposición. En el ámbito presupuestario, tendrá que buscar los acuerdos para sacar adelante en julio el techo de gasto de 2019 y tratar de hacer unos nuevos presupuestos, si bien el asumir los del PP para este año resta prisas a la elaboración de las cuentas del año que viene.Nueva financiación autonómicaLa financiación autonómica se ha quedado de nuevo a las puertas de su renovación, pendiente ya desde hace varios años y aplazada una y otra vez, primero por la crisis y después por el desafío soberanista. Para estos mismos días estaba prevista una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en la que se preveía poner en común las propuestas de cada comunidad para intentar llegar a un acuerdo lo más pronto posible, para lo que el hasta ayer ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, siempre ha dicho que necesitaba contar con el respaldo de los socialistas. Compromiso en EuropaEn la esfera internacional y ante la crisis de la socialdemocracia, Sánchez quiere demostrar su compromiso con Europa desde la primera cumbre a la que asistirá a finales de junio. Deberá encarar la negociación del brexit y la situación en la que queda Gibraltar, así como la negociación del presupuesto financiero de la UE para los años 2020-2027, ya sin el Reino Unido. Otros asuntos pendientes son la aprobación de nuevas medidas restrictivas contra el régimen de Venezuela y la postura que adopte ante las políticas del presidente estadounidense, Donald Trump.Pacto educativo y sanidadEl PSOE se ha comprometido a derogar la reforma sanitaria del PP en 2012 que supuso la retirada de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes en situación irregular, revisar los copagos farmacéuticos, elevar la inversión en sanidad al 7% del PIB y regular la eutanasia. El nuevo presidente se ha comprometido a impulsar medidas en favor de la mujer, como una ley de igualdad salarial, y desarrollar el pacto contra la violencia machista. En materia de enseñanza, deberá decidir qué hace con la Lomce, que sigue vigente, y si logra culminar el pacto educativo que el PP no pudo cerrar.Nuevo fiscal generalUna de las primeras decisiones de Sánchez será nombrar nuevo fiscal general del Estado, ya que esta figura cesa automáticamente cuando el Gobierno que lo nombra deja el poder. Sánchez se ha comprometido a derogar la llamada ley mordaza de seguridad ciudadana y la prisión permanente revisable, y quedará en sus manos llevar a la práctica la subida de sueldo de los miembros de la Policía y de la Guardia Civil. Está también pendiente la posible revisión de los delitos sexuales tras la polémica desatada por la sentencia dictada contra La Manada. Nucleares y cambio climáticoPoner en marcha la ley de cambio climático, plantear un calendario de cierre de las centrales de carbón y decidir si alarga la vida de las nucleares son los retos medioambientales, a los que se añade la posible abolición del “impuesto al sol”. – N.G.