Editorial

La estabilidad, el mejor aliado

Comienza la cuenta atrás hacia las próximas elecciones forales y municipales en Gipuzkoa, que ha recuperado el clima de tranquilidad necesario para afrontar los principales retos de futuro en las mejores condiciones

Domingo, 3 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

La Diputación y los ayuntamientos inician la cuenta atrás hacia las próximas elecciones forales y municipales de mayo de 2019. Apenas un año para culminar una legislatura que ha estado protagonizada por el acuerdo entre el PNV y el PSE, presente en el gobierno foral y extendido a los principales ayuntamientos del territorio. Cuando la legislatura encara la recta final, la sensación más destacable de este mandato es sin duda la tranquilidad que se respira en Gipuzkoa, nada que ver con el clima de tensión y consiguiente división que durante años dominó la política territorial, principalmente, por culpa de la violencia y el corolario de consecuencias asociadas a ella. Hoy, Gipuzkoa vuela libre de aquellas ataduras y en todos los órdenes de su actividad puede dedicar sus mayores esfuerzos a mejorar los indicadores económicos y sociales con el objetivo de seguir el exigente ritmo que impone un entorno cada vez más competitivo y complejo, tal y como se puede observar en la gobernanza de espacios como la Unión Europea o de las relaciones internacionales. La estabilidad de la que hoy goza el territorio es la base más firme para afrontar los retos del futuro con las mejores garantías. El envejecimiento de la población, las dificultades de la juventud para su emancipación e inserción profesional, el desafío tecnológico en la industria o la plena igualdad entre hombres y mujeres son algunas de las prioridades que figuran en la agenda del corto y medio plazo. En estas últimas semanas se han observado varios signos que demuestran que se avanza por buen camino, como la fortaleza exhibida por las empresas guipuzcoanas de máquina herramienta en la reciente Bienal celebrada en el BEC;el último indicador del empleo correspondiente al mes de abril, el mejor en la última década con signos positivos en todos los sectores;o el optimista diagnóstico de coyuntura hecho público por Adegi. La cara menos amable la ha puesto Cáritas, con un cuadro de la pobreza de menores dimensiones pero cada vez más complejo. Para la gestión de todos estos retos Gipuzkoa cuenta con un modelo propio que funciona basado en la combinación de la competitividad de su tejido industrial y empresarial y en la solidaridad correctora para favorecer la igualdad social. Comienza la cuenta atrás para la renovación de las instituciones locales y forales pero las líneas principales de la senda a transitar ya están marcadas y la estabilidad de la que disfrutamos es un aliado a no desaprovechar.

Secciones