Junkera: bastión de la nueva cultura de empresa

El nuevo presidente de Adegi sitúa en la base del éxito empresarial a un equipo humano competente e implicado

Un reportaje de Maialen Mariscal. Fotografía Ruben Plaza - Domingo, 3 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - Eduardo Junkera dedicó esta semana un amplio espacio de su discurso de presentación como nuevo presidente de Adegi a acentuar la importancia de la persona en una organización empresarial, en un gesto con el que se reafirmó en su apuesta por la nueva cultura de empresa que promulga la patronal guipuzcoana. No en vano, se encuentra entre sus ideólogos y ha sido su cabeza visible en presentaciones públicas del contenido de este nuevo modelo de hacer empresa.

Antes de llegar a la presidencia de Adegi, Junkera ha cumplido los pasos que ensalzan a figuras que comenzaron como “chico de los recados” para acabar en la cúspide de la organización empresarial. Nacido en Durango hace 63 años, siendo un adolescente de 15 comenzó a trabajar durante el día y a estudiar por la noche diferentes grados formativos para convertirse en ingeniero técnico industrial.

Nunca ha ocultado su pasión por la mecánica, por lo que las empresas de máquina herramienta fueron su entorno natural, con la excepción del centro de investigación Tekniker, donde fue el responsable de crear el departamento de Ingeniería de Producción. Estos primeros años le fueron muy útiles para adquirir conocimientos sobre el funcionamiento de una compañía y atreverse a dar el salto y fundar la suya propia.

Con 33 años, y de esto hace ya 30, promovió la firma Sisfle de Elgoibar, la primera de una larga lista que le han seguido, algunas con más fortuna que otras tal y como él mismo reconoce. Dos años más tarde, en 1990, creó en Mallabia la empresa Mugape y tardó el mismo periodo en implicarse en el proyecto de ampliación y reorientación de Zehatz en Mendaro.

Este movimiento anticipa lo que luego se ha convertido en Egile Corporation XXI. En primer lugar, porque el conglomerado empresarial tiene su epicentro en la misma localidad guipuzcoana y, en segundo, porque inicia un proceso de diversificación de sectores al que, además de la máquina herramienta, se incorporan el aeronáutico o la salud.

Un punto de inflexión se sitúa en 1999, cuando el nuevo presidente de Adegi promueve Desarrollos Mecánicos de Precisión DMP, donde ejerce funciones de director gerente, que es el germen del grupo Egile Corporation constituido formalmente en 2005.

Actualmente se encuentra integrado por firmas que cuentan con una excelente repercusión internacional como el propio DMP, Createch Medical, Zehatz, ITS, EIS, ETD y Tecexsa. Cada una de estas empresas se ha especializado en sectores que ya entonces se adivinaban estratégicos y el tiempo lo ha confirmado. La aeronáutica, la salud, la ciencia, la energía y el agua figuran entre las prioridades de la agenda de especialización inteligente del Gobierno Vasco, por ejemplo.

En una charla a la que fue invitado por su marcado carácter emprendedor, Junkera enumeró las características que debe cumplir este perfil, entre las que citó tener competencias, conocimiento y oficio, conocer el mercado donde se desenvuelve el negocio, disponer de financiación y ser capaz de asumir riesgos.

personas Preguntado por cuáles consideraba que son los aspectos que deben definir una empresa, Junkera avanzó lo que será una constante en su discurso empresarial. “La empresa no es el empresario, el fundador no puede gestionar desde su atalaya”, indicó, para añadir que una organización empresarial es un equipo conformado por personas que tienen ideas y que deben crearse espacios donde compartirlas.

De esta teoría se colige su firme defensa de la nueva cultura de empresa de Adegi. “La clave del éxito es el equipo humano”, “saber rodearse de buenas personas que, además, sean profesionales competentes es fundamental” o “las personas son la parte más importante de la empresa y deben participar en sus resultados” son solo algunas de sus numerosas afirmaciones que el presidente de Adegi ha realizado en diversas entrevistas.

Para obtener un equipo humano implicado en el proyecto, Junkera cree que también la organización empresarial tiene que aportarle un valor añadido y, a este respecto, la política que ha aplicado en Egile Corporation XXI contempla transparencia en la gestión, flexibilidad horaria, oferta continuada de formación o promoción interna. Conceptos que ahora defenderá desde una tribuna más elevada.

trayectoria

1988. Promueve la creación de la firma Sisfle SA en Elgoibar de mecanizados de precisión, donde trabaja como director gerente hasta 1999.

1990. Impulsa la constitución de la empresa Mugape SA en Mallabia de tratamientos superficiales, que es origen de la actual Estalki Corporation XXI SL donde también está integrada la firma Innomat.

1992. Participa en la ampliación y reorientación de la empresa Zehatz SL. Hasta entonces, esta firma de Mendaro se dedicaba a la máquina herramienta y tras la operación diversificó su actividad hacia sectores como el aeronáutico o salud.

1999. Promueve DMP SL, donde es nombrado director gerente.

2005. Crea Egile Corporation XXI SL, un grupo de empresas de base tecnológica con sede en Mendaro que integra a Createch Medical, DMP, EIS, ETD, ITS, Tecexsa y Zehatz.