Las familias seguirán pidiendo justicia

Ven una clara influencia política en el caso y creen que la fecha del fallo no ha sido casualidad

Sábado, 2 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:04h.

Iruñea - Las familias de los jóvenes de Altsasua, condenados a penas de entre dos y trece años, consideran que las penas y el proceso judicial son “una venganza política”, con “intención clara de generar dolor”. Por la desproporcionalidad de las condenas, aseguraron que recurrirán la sentencia.

La madre de Adur, Isabel Pozueta, denunció que la condena “es un absoluto desprecio al principio de justicia”, no es proporcional a lo ocurrido y que recurrirán la sentencia. “Es una venganza y tiene una intención muy clara de generar dolor”, asumió. Pozueta manifestó su sospecha de que la fecha del fallo no es casualidad. “En estos derroteros políticos estamos viendo una vez más que están jugando con nuestros hijos y con su futuro”.

A este respecto, el padre de Aratz, Gotzon Urrizola, asumió que “desde el primer momento han hecho política una cosa que no lo era”, asegurando que “han aprovechado un cúmulo de situaciones en las que las cosas desproporcionadas e injustas se pueden diluir”. - L. de las Heras