Herido un joven de 16 años al caer desde 8 metros en Urgull

Momento en el que los Bomberos proceden al rescate.

Pese al impacto, el menor solo sufrió fuertes golpes y no perdió la consciencia en ningún momento

Viernes, 1 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - Susto tremendo el que se vivió ayer por la tarde en el monte Urgull de Donostia, donde un joven de 16 años se precipitó de forma accidental desde una altura de ocho metros al tejado de una vivienda cercana. Afortunadamente, y de manera casi milagrosa, el accidentado solo sufrió golpes y heridas que no revisten gravedad.

Los hechos ocurrieron sobre las 18.00 horas, cuando SOS Deiak recibió el aviso de que una persona se había precipitado en el paseo de los Curas, en el monte Urgull, desde una altura considerable, a un tejado del paseo del Muelle. Concretamente, la vivienda del número 16, donde permanecía tendido.

Inmediatamente, se desplegaron todos los efectivos y al lugar acudió personal sanitario y bomberos, así como miembros de la Guardia Municipal de Donostia, que procedieron a acordonar la zona.

Al llegar al lugar, los servicios de emergencia constataron que el herido era un varón de 16 años que pese al golpe estaba “consciente y hablaba”, informaron a este periódico fuentes del parque de Bomberos de la capital guipuzcoana. Al parecer, el joven se encontraba con algunos amigos en la zona de paseo de los Curas cuando, probablemente, se sentó en una de las barandillas y, accidentalmente, perdió el equilibrio y cayó “de espaldas” sobre el tejado de la citada vivienda, a ocho metros de altura, donde quedó herido pero sin llegar a perder la consciencia en ningún momento.

Una vez certificado que el menor se encontraba fuera de peligro y que era seguro su traslado, se desplegó una autoescala para proceder a su evacuación, una tarea que se demoró durante más de 40 minutos, tras los cuales el menor fue llevado al Hospital Donostia.

Ya en el centro hospitalario, se procedió a someter al joven a diversas pruebas para certificar el alcance de las heridas, si bien fuentes de los bomberos precisaron que lo más aparatoso era un fuerte golpe que presentaba en la rodilla. - Iraitz Astarloa

Secciones