Iglesias conmina a Sánchez a formar un gobierno de coalición

Podemos matiza que su apoyo al PSOE se ciñe a que Sánchez esboce “un nuevo horizonte” plurinacional en el Estado

Viernes, 1 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Donostia - El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, puso ayer deberes a Pedro Sánchez. En un discurso tan impetuoso como fiel a su estilo, el líder morado conminó al secretario general del PSOE “a estar a la altura” de las circunstancias para edificar “un horizonte de país” que apueste por revertir los recortes de Rajoy, abogue por el diálogo territorial para encajar la plurinacionalidad del Estado y se abra al progreso. “No conformarse a ser el mal menor” ante el derribado PP de Rajoy, resumió. Es por ello que Iglesias emplazó a Sánchez a formar un gobierno de coalición para reforzar la “debilidad” de sus 84 diputados. Incluso fue más allá al invitarle a “ganar juntos las próximas elecciones generales”.

Iglesias arrancó su alocución criticando con vehemencia a Rajoy, al que afeó que su escaño estuviera “ocupado por un bolso” durante la tarde, y al presidente de Ciudadanos, un Albert Rivera de “discurso josenatoniano”. A ambos les censuró por “haberse atrincherado” en un gobierno corrupto encabezados por el PP, cuyos presupuestos, según reconoció, “nos comeremos con patatas -como horas antes afirmó Rajoy-. Sí, es verdad. Pero en esa mesa no se sentará ningún corrupto”, apostilló. “Hoy por fin mandamos a casa al PP”, abundó.

Por el contrario, el líder morado tendió la mano al PSOE y a los nacionalistas que sustentan la moción de censura, pero aún así avanzó que se mantendrá vigilante ante el nuevo escenario que se abre con Sánchez a los mandos de la Moncloa. Tanto es así que Iglesias propuso conformar un gobierno entre socialistas y Podemos bajo una fórmula de apoyo mutuo que “refuerce el nuevo tiempo que se abre” y les permita encarar “juntos” las próximas elecciones generales.

El Estado debe de dar cabida a “nacionalidades como Euskadi o Catalunya en una España plural, plurinacional y plurilingüe”, sostuvo Iglesias. Antes de embarcarse en esa transformación, los socialistas, sin embargo, deben presentar una alternativa que solventar la cuestión territorial y defienda los derechos sociales y Sánchez debe parecer “presidenciable”.

El sí de Podemos a la moción de Sánchez se vio además refrendado por el 98% de la militancia en una consulta interna exprés en la que votaron poco más de 75.000 inscritos. - I. Fradua