Un lugar donde observar las aves en primera fila

El concejal Patxi Amantegi y el miembro de Aranzadi Juan Arizaga, vistos desde el observatorio.

El Ayuntamiento instala junto a Aranzadi un observatorio y comedero en el parque Elosegi con el fin de convertirlo en un espacio referencial en Gipuzkoa

Reportaje y fotografía de Marta San Sebastián - Jueves, 31 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

El año pasado se llevó a cabo en el parque Elosegi una sesión de anillado de aves junto a Aranzadi y ahora se inaugura una zona con un comedero y un observatorio, desde donde poder contemplar los pájaros que habitan en él. El objetivo es que este bosque urbano, con grandes posibilidades para la educación y la investigación medioambiental, se convierta en un referente para la observación de aves en Gipuzkoa. Con el fin de dar a conocer este nuevo txoko se han organizado dos talleres este domingo de la mano de expertos ornitólogos de Aranzadi.

Debido a los modelos urbanísticos de desarrollo actuales, a las aves cada vez les resulta más difícil encontrar alimento en el entorno urbano, de ahí la necesidad de instalar comederos. “Además de ayudar a las aves del parque Elosegi, atraen a numerosas especies y nos ofrecen la posibilidad de disfrutar con las labores de observación e identificación. Asimismo, estos comederos son lugares apropiados para el anillado científico y un valioso instrumento para tratar diferentes aspectos de la educación medioambiental”, explicó ayer el concejal de Medio Ambiente, Patxi Amantegi.

Para la Sociedad de Ciencias Aranzadi, es fundamental conocer la naturaleza para aprender a respetarla y amarla. “Lo que ocurre es que cuando uno pasea por el parque no ve los pájaros. El comedero cumple esta función formativa y nos ayuda a ver de cerca especies como petirrojos, carboneros, pájaros carpinteros... porque este parque es muy rico en especies de aves”, declaró el director de la sección de ornitología de Aranzadi, Juan Arizaga, que incidió en la idea de convertir Tolosa en referente en este campo: “en Gipuzkoa hay muy pocos observatorios asociados a comederos de aves y queremos que Tolosa sea punta de lanza”. Así, el domingo se han organizado dos talleres de observación e identificación de aves, a las 10.30 y a las 12.00, de la mano de los expertos ornitólogos de Aranzadi.

En la actualidad el Ayuntamiento está ejecutando las últimas obras para poder abrir el parque al público este mismo año. Faltan por rehabilitar la torre-mirador y el acabado del cercado, presupuestado en 100.000 euros.

Secciones