Catalá y el abogado del PP se reunieron antes de la sentencia de ‘Gürtel’

El ministro se niega a responder en el Congreso sobre el partido de tenis que jugó con Jesús Santos en un exclusivo club madrileño

Jueves, 31 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Donostia - Días antes de que se conociese la sentencia a la primera época de la trama Gürtel y que en ella se condenase al PP a título lucrativo, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y el abogado defensor del partido conservador, Jesús Santos, se reunieron para jugar al tenis en el Club de Campo Villa de Madrid.

El encuentro, confirmado por el diario El Plural por varias fuentes, no pasó desapercibido para el resto de los asistentes del club en un momento en el que el PP tiene varios frentes judiciales abiertos. El ministro de Mariano Rajoy ha preferido guardar silencio sobre esta cuestión, de la que no dio ninguna explicación ayer en el Congreso al ser preguntado por la portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero. El ministro de Justicia se fue por la tangente e insistió en el argumentario popular de que la sentencia no ha condenado al PP y, de paso, desvió la atención con insinuaciones sobre el chalé de Montero y Pablo Iglesias. Al finalizar su intervención recriminó a Podemos su “supuesta financiación de Venezuela e Irán o las hipotecas chollo”. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no quiso opinar sobre un hecho que puede poner en entredicho la independencia entre la justicia y la defensa del PP.

Este encuentro es todavía más peliagudo si se tiene en cuenta que hay voces que apuntan a que a la mujer de Luis Bárcenas, Rosalía Iglesias, se le ha dado la posibilidad de eludir la cárcel con el pago de una fianza, ya que, de hacerlo, se ha especulado con que el extesorero del PP haría nuevas revelaciones sobre la financiación ilegal del partido.

Jesús Santos es uno de los juristas más prestigiosos del país y gran conocedor de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, conocimientos adquiridos, en parte, en su anterior etapa como exteniente fiscal de la Audiencia Nacional, a la que se incorporó en 1989 sustituyendo en el cargo a la fiscal Carmen Tagle, asesinada por ETA. Además, Santos es uno de los abogados mejor pagados de España, con un sueldo superior a los 300.000 euros, y se le considera los “ojos y oídos de Cospedal en el caso Gürtel”.

El lugar del encuentro entre Catalá y Santos es un punto de referencia de personalidades del país. Si bien es cierto que no es de los más exclusivos de Madrid, desde hace tiempo sí que se ha señalado a un selecto grupo de personalidades que tienen la entrada garantizada. Los primeros en ser señalados fueron el matrimonio Aznar, del cual El Plural publicó que se les regalaron clases de golf por valor de un millón y medio de pesetas. Después, a finales de 2013. - N.G.