Ucrania difunde la falsa noticia de la muerte de un opositor ruso

Arkadi Bábchenko.

La Federación Europea de Periodistas condena la “inaceptable manipulación de la opinión pública” de Kiev

Jueves, 31 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Kiev - El periodista opositor ruso Arkadi Bábchenko, al que se daba por muerto, reapareció ayer en una rueda de prensa en Kiev y habló a los periodistas. “Aún sigo vivo, se han quedado con las ganas”, dijo el periodista, del que la Policía ucraniana había informado de que había muerto esa noche tiroteado en el portal de su casa.

Bábchenko admitió que cooperó en los últimos dos meses con el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU, en sus siglas en ucraniano), en una operación para evitar un atentado de los servicios secretos rusos contra su vida. El director del SBU, Vasili Gritsak, dijo que el autor del “asesinato” había sido detenido y el propio Bábchenko se ofreció a participar en la pantomima para lograr neutralizar el atentado. “Según datos del SBU, el asesinato de Bábchenko fue encargado por los servicios secretos rusos. Contactamos con la gente que tenía esa información, y nos ayudaron a evitar el atentado terrorista. Arkadi estaba al tanto y le teníamos controlado. Su familia también lo sabía”, explicó.

Bábchenko aseguró que su asesinato debía ejecutarse en vísperas de la final de Liga de Campeones, que se celebró el pasado domingo en la capital ucraniana. “Cuando hace una semana se decía en Rusia que no se qué Estado Islámico preparaba atentados en vísperas de la Liga de Campeones, por lo visto se referían a mí”, dijo el periodista de 41 años, que compareció con los servicios secretos ucranianos.

Bábchenko, que se refugió en Kiev a principios del año pasado tras recibir amenazas contra él y su familia, dijo estar seguro de que Rusia estaba detrás de los planes para quitarle la vida.

La Federación Europea de Periodistas (EFJ) condenaba ayer la actitud del Gobierno de Ucrania al defender la “mentira” de que el periodista ruso Arkadi Bábchenko había sido asesinado en Kiev y asegura que su comportamiento ha supuesto una “inaceptable manipulación de la opinión pública”. “La Federación Europea de Periodistas condena esta mentira y esta inaceptable manipulación de la opinión pública”, afirmó la EFJ, en un comunicado publicado en su página web horas después de que el propio reportero compareciera junto al jefe del Servicio de Seguridad ucraniano. - Efe

Secciones