odriozola

“Mi futuro es la selección: entrenamientos y mundial”

Odriozola, en su rueda de prensa de ayer con la selección. (efe)

el defensa donostiarra abrió la puerta de salida de la real, a la que no nombró cuando le preguntaron por sus planes tras rusia

Mikel Recalde - Jueves, 31 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - Álvaro Odriozola apunta a salir de la Real. Como ha ido informando este periódico desde hace varias semanas, el Real Madrid y dos equipos ingleses que llevan meses siguéndole están dispuestos a acometer un importante desembolso que rondaría los 40 millones de su cláusula. La noticia tampoco supone ningún trauma para la Real, pese a que pocas veces se ha disfrutado de una evolución tan meteórica de un canterano que en enero de 2017 se estrenó con el equipo y antes del final de año era uno de sus indiscutibles y que ya había debutado con la selección absoluta.

Aparte de que se trata de una salida esperada, un ingreso de tal calibre por un defensa siempre es desmesurado y hasta descabellado y, por si fuera poco, es casi la demarcación mejor cubierta de la plantilla txuri-urdin. Regresa Joseba Zaldua, cuyo cambio de rumbo en sus manifestaciones, en las que pasó de decir que no tenía intención de partir con desventaja para ser titular esta temporada a señalar que volvía encantado y feliz pasara lo que pasara;pusieron en la pista de que algo se estaba cociendo en Zubieta con Odriozola. Por si fuera poco, aunque se haya retirado Carlos Martínez, llegan dos grandes proyectos de laterales como Gorosabel, que ya ha tenido minutos esta campaña, y Sola, internacional en categorías inferiores.

Ahora será la Real la que tendrá que decidir si se cierra en banda, no negocia y solicita los 40 millones. O si se sienta con un club amigo para Aperribay, cuya buena relación con Florentino es vox populi, e incluyen a descartes del equipo blanco en la operación como asegura la prensa que cubre la información del Real Madrid. Los dos señalados son el mediocentro Marcos Llorente y el delantero Borja Mayoral, aunque habrá que comprobar su disponibilidad para recalar en Donostia. El lateral izquierdo Theo también figura en las quinielas.

Odriozola cambió de forma radical el guion que venía utilizando para referirse a su futuro en la concentración de la selección. Cuando les preguntaron por sus planes, su compañero en los micrófonos, el delantero Rodrigo, dejó claro que su idea era “continuar en el Valencia”, mientras que al donostiarra se le olvidó mencionar la palabra Real: “Mi futuro es la selección. Tengo 23 años y mi sueño es jugar aquí y jugar el Mundial. Me centro en esta oportunidad única. Mi futuro es el siguiente entrenamiento y el partido del domingo. Nada más”. Conociendo cómo preparan las apariciones públicas en su agencia de representación, su despiste fue significativo y elocuente.

Siempre tan cercano y cariñoso con su familia, el realista relató como vivió su ama la llamada de la selección: “Como toda madre, que su hijo triunfe en lo suyo es algo que es muy bueno y como para sentirse orgullosa. Ella me ha llevado muchas veces a Zubieta a entrenar y que ahora su hijo esté en la elite y tenga esta oportunidad es un sueño cumplido. Nos reunimos en casa y fue una felicidad inmensa. Lo vivo con mucha tranquilidad y mucha concentración porque es un Mundial y hay que dar el 100%”.

La lesión de Carvajal le da muchas opciones de arrancar de titular ante Portugal: “Claro que me veo capacitado para ser titular, para eso estoy trabajando. Que Dani siga aquí es una noticia buenísima y soy el más feliz de que esté aquí porque eso nos hace más fuertes. A mí me toca trabajar en el día a día para dar lo mejor de mí y ponérselo difícil al míster. No sabemos la duración de su lesión, pero sí que me veo capacitado y así lo voy a intentar demostrar”.

Su imparable y meteórica progresión sigue impresionando a todos: “En un año y medio la cosa me ha cambiado para bien. Ha sido una locura, pero una bendita locura. Se digiere muy fácil, tengo los pies en el suelo, la cabeza bien amueblada, sabiendo de dónde vengo y además cuento con un entorno privilegiado gracias a mi familia y mis amigos. La clave es trabajar en el día a día y así es como se obtienen los resultados. Saber en qué debo mejorar en cada momento, quedarme con lo bueno y trabajar en el día a día los puntos de mejora. El sacrificio lleva a todo lo bueno que me está pasando”.

Lopetegui es uno de sus grandes valedores: “Noto su confianza y se lo agradezco, pero tengo que hacerlo en el campo y en los entrenamientos dando el 100%. El juego de la Real y el de la selección son muy similares. En la Real los extremos se meten por dentro y los laterales nos proyectamos mucho. Somos laterales de mucha proyección ofensiva, mucho recorrido y aquí pasa parecido. Ha sido un factor que me ha venido muy bien para finalmente estar aquí”.

Secciones