Haciendo camino por la diabetes

Varios peregrinos, entrando ayer a mediodía a Pamplona por el Portal de Francia. (Javier Bergasa)

cien personas con diabetes hacen el camino de santiago navarro para inculcar en las personas afectadas la necesidad de incorporar el ejercicio al día a día

Un reportaje de M. Pérez Fotografía Javier Bergasa - Miércoles, 30 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Tras cuatro meses de entrenamiento previo, un centenar de personas con diabetes tipo 1 y tipo 2 procedentes de Navarra, Gipuzkoa, Bizkaia, Araba, Salamanca, El Bierzo (León), Córdoba y Holanda salieron ayer de Zubiri en dirección a la capital. Cada uno de los tres grupos en los que se han dividido los participantes, dependiendo de sus capacidades físicas, llevaba dos guías -una delante y otra detrás- y una enfermera. “Cada dos horas paramos, nos hacemos una glucemia y decidimos si comemos o no, si nos pinchamos insulina o no”, expuso Mikel Ucar, de Anadi, quien hizo hincapié en la necesidad de “conocerse uno mismo” y en lo bueno que resulta poder “compartir experiencias con la diabetes, porque él puede aprender de mí y yo de él”. Por su parte, el presidente de Anadi, Juantxo Remón, hizo una valoración “muy buena” de esta campaña en la que, además de “aprender unos de otros los trucos que hay” para controlar la enfermedad, conciencian de que “las personas con diabetes pueden hacer muchas cosas”. Por ejemplo, ejercicio físico, tras consultarlo con su médico y empezando de manera suave.

Alberto Díez, jefe del servicio de Endocrinología del Hospital El Bierzo y que forma parte del equipo sanitario de esta expedición, junto a otro doctor y cuatro enfermeras, sostuvo que “el ejercicio es beneficioso para personas con y sin diabetes”. Para aquellas con diabetes tipo 2, que afecta a un 90% de estos pacientes, “el ejercicio es fundamental para poder controlar e incluso a veces prevenir la enfermedad. Y sobre todo, una vez que ya se establece, para poder reducir la medicación y lo más importante, reducir el riesgo cardiovascular y otras complicaciones”, así como “mejorar la calidad de vida”. Para las personas con diabetes tipo 1, que “son menos pero que en nuestro grupo constituyen el 50%”, señaló que “en ellas no se puede curar la enfermedad, porque ya no tienen insulina en el organismo”, pero que “el ejercicio tiene igualmente muchas ventajas a nivel de mejorar la calidad de vida”, de manera que con actividades como esta campaña lo que hacen es entrenarles para que cojan “las habilidades necesarias para hacer ejercicio con seguridad, pudiendo ajustar así la insulina, que desde luego se reduce la dosis necesaria de ella para el control de la enfermedad”. Ucar, que es aficionado a las medias maratones, dijo que en su caso se pincha “un 40% menos de insulina a raíz de hacer deporte”.

En el trayecto de ayer, un participante sufrió una hipoglucemia y se recuperó gracias a la actuación de una enfermera. El doctor Díez destacó que una iniciativa como ésta, con apoyo médico y de enfermería, así como de otras personas con diabetes, permite aprender a reconocer los síntomas y tratarlos a tiempo. Explicó que para prevenir hipoglucemias “es bueno que la gente entrene antes para poder reconocer esos síntomas, para saber que antes de salir a hacer ejercicio hay que bajar la dosis de insulina diaria, que hay que ir reponiendo hidratos de carbono cada tramo de ejercicio según la intensidad, cada hora, cada dos horas e ir pendiente de eso;no es hacer ejercicio a lo loco”. Así, animó a todo el mundo a hacer actividad física, pero no solo una semana o cuatro meses, sino toda la vida. La mejora en la calidad de vida es “espectacular”.

resto de etapas

Hoy Pamplona-Puente la Reina

Mañana Puente la Reina-Estella

Viernes Estella-Torres del Río

Sábado Torres del Río-Viana-Logroño

Estudio. Los participantes en el reto forman parte de un estudio de calidad de vida que está analizando los beneficios de realizar actividad física en la mejora del control de la diabetes tipo 2.

22 holandeses. Petra Seegers, de la Fundación Bas Vandegoor, destacó el aprendizaje que les permite esta experiencia en la que participan 22 holandeses. Así, incidió en que el ejercicio “ayuda a controlar la glucosa” y “a mejorar la calidad de vida”, presente y futura.

Secciones