El PNV revela que UPN vetó sus enmiendas a los presupuestos

Esteban denuncia que los regionalistas presionaron al PP para que no firmara el Convenio navarro

Daniel Burgui Iguzkiza - Miércoles, 30 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

IRUÑEA - El PNV denunció ayer el “chantaje” al que UPN ha sometido al Gobierno español con los presupuestos Generales del Estado de 2018, vetando de forma cualquier enmienda que favoreciese a Nafarroa si esta había sido propuesta por diputados vascos. Desde UPN plantearon a Moncloa que si querían contar con su apoyo no aceptarían ni un solo euro propuesto por el PNV. “Nos decidimos a contarlo ahora, hartos ya de actitudes antinavarras de UPN y de quien no sabe distinguir entre la lucha partidista y los intereses generales de la ciudadanía. Esto es un grave problema”, así de claro arrancó su exposición el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, que ayer ofreció lo que él denominó “una rueda de prensa reactiva” en la sede del partido en Iruñea.

Pero el portavoz del PNV en el Congreso desveló ayer también un hecho de mayor calado y gravedad, que enmarcó en los entresijos de las negociaciones para los presupuestos de 2017: cómo UPN saboteó durante cerca de seis meses y de forma sistemática la renovación del Convenio económico navarro. Fue un acuerdo clave que se firmó en los últimos días de diciembre de 2017 y permitió a la ciudadanía navarra cumplir con sus obligaciones con el Estado y satisfacer la aportación solidaria de la Comunidad Foral con el resto de autonomías, pero que fundamentalmente desatascó una situación de bloqueo desde el año 2014 y dio a luz a un escenario nuevo de relación entre la entre la Hacienda estatal y la navarra.

Esto permitió ahorrar a las arcas forales cerca de 215 millones de euros, al ser acordado el nuevo sistema de reajuste que afina todos los criterios con mayor precisión, siendo el balance positivo para Nafarroa.

No obstante, este histórico acuerdo podría haber sido firmado seis meses antes, en julio de 2017, si no hubiese sido por la beligerante actitud del partido de Javier Esparza, según denunció ayer Aitor Esteban. En junio de 2017, el Gobierno de Rajoy expuso a los diputados del PNV la dificultad extrema de lograr los votos de UPN si los nacionalistas vascos proponían cualquier enmienda que beneficiase a Nafarroa. “No lo compartimos, pero trataremos de facilitarlo, les dijimos”, explicó Esteban. Lo que sí acordó entonces el PNV con el Gobierno del PP para la aprobación de aquellos presupuestos fue el compromiso explícito de Rajoy de que se renovarían de inmediato tanto del Cupo vasco como el Convenio navarro. Así, la renovación del Cupo fue firmada en julio de ese mismo año y se aprobó en el Congreso en noviembre. Sin embargo, en Nafarroa fue imposible. “No se hizo porque UPN torpedeó continuamente al Gobierno del PP y le presionó para que no se hiciese. Pasan meses, el Gobierno de Nafarroa tratando avanzar, negociar. Yo con una relación muy estrecha con el consejero Mikel Aranburu, quien lleva las negociaciones con el ministro Montoro y el secretario de Estado, tratado de ayudar y desbloquear estas situaciones”, relató Esteban.