Encargan la retirada de piedras de Ondarreta para los próximos cuatro años

Se estima que el volumen de áridos a extraer será de 14.600 metros cúbicos, siempre que aparezcan en superficie

Martes, 29 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - El Gobierno municipal aprobará hoy la adjudicación de los trabajos de retirada de piedras del arenal de Ondarreta a las empresas Serkom, Gestión y Servicios Grupo Moyua y Urbaser, que firmarán un contrato de dos años prorrogable por dos años más. La retirada y valorización del material recogido tendrá un coste de casi 280.000 euros anuales para el Consistorio (100.000 menos de lo previsto en el concurso). Además, la ingeniería técnica Topolan se encargará de la toma de datos sobre el estado de la playa por casi 14.000 euros anuales.

Tras varios años demandándolo, el Gobierno municipal logró el año pasado el permiso del servicio provincial de Costas de Gipuzkoa para utilizar maquinaria pesada en la retirada de las piedras del arenal durante cuatro años. Así, los adjudicatarios podrán utilizar despedregadoras y cribadoras acopladas a un tractor y también les ayudará un limpiaplayas. El material recogido se trasladará a un contenedor ubicado junto a la rampa del Tenis, de ahí será trasladado a una planta de valorización y la arena será devuelta a la playa.

El Ayuntamiento estima que se extraerán 14.600 metros cúbicos de áridos que aparezcan en superficie, desde piedras de dos centímetros hasta otras de 100 centímetros de diámetro, ubicadas a una profundidad de hasta 40 centímetros.

Según las condiciones del contrato, la retirada se hará en bajamar y, principalmente, en temporada estival (si es temporada de baños se trabajará en horario nocturno) y aprovechando las mareas vivas. De todas formas, el Ayuntamiento también podrá encargar una retirada en cualquier otra época del año si las circunstancias lo requieren y afloran un buen número de cascotes (por ejemplo, tras los temporales de invierno). Es decir, la adjudicataria deberá estar preparada para actuar cuando se lo requiera el Consistorio.

Se continuará, asimismo, con la toma de datos del estado de la playa, lo que incluye varias campañas anuales (en marzo y en octubre) en la zona seca de la playa y en la zona sumergida. - A.Z.

Secciones