El PNV denuncia otro ataque al batzoki de Oñati y pide al Ayuntamiento que lo condene

Las pintadas acusan a los jeltzales de “llenarse los bolsillos en contra del pueblo”

Martes, 29 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Donostia - El PNV denunció ayer la aparición de pintadas insultantes en su batzoki de Oñati, además de pegatinas contra la exalcaldesa del municipio y portavoz en el Ayuntamiento, Lourdes Idoiaga, por lo que reclamó al Consistorio, que gobierna EH Bildu, que condene estos hechos.

El partido jeltzale explicó en un comunicado que este fin de semana se han realizado “nuevamente” pintadas en el “batzoki”, sobre cuya fachada se leen frases en euskera como Con el 155 no se juega y Llenándose los bolsillos en contra del pueblo, en alusión al apoyo del PNV a los Presupuestos Generales del Estado para 2018.

Además, los autores de las pintadas unieron las siglas de la formación de Mariano Rajoy con las de Andoni Ortuzar, de forma que se pudo leer una única, “PPNV”.

No obstante, para el PNV lo “más grave aún” es que también hayan aparecido pegatinas por el pueblo que “arremeten directamente” contra Idoiaga -el PNV no precisa de qué concejala se trata-, con su rostro sobre una ikurriña y con una banda sobre los ojos en la que figura la leyenda Good Save The Negrero(Dios salve al negrero).

El PNV muestra su “total apoyo” a la exalcaldesa y destaca que, “en los nuevos tiempos en los que vivimos, no es lícito que una persona deba sufrir este tipo de ataques e insultos personales”, algo que no ocurre por primera vez. “Este tipo de actos no son incontrolados. A pesar de que hoy en día todo el mundo habla de nuevos tiempos, este tipo de actuaciones que siguen pasando, especialmente en Oñati, demuestran en quienes lo hacen un gran déficit de ética y respeto hacia los derechos humanos”, denunció el PNV.

La formación pidió por estas razones al Ayuntamiento una “condena explícita” y que muestre su apoyo al grupo jeltzale y “especialmente” a su portavoz municipal por el “ataque personal” sufrido, ya que “este tipo de actos nacidos desde la más cruda intolerancia no tienen cabida en nuestra sociedad”. - Efe