La ciudad deportiva se construirá en Eibar o en Mallabia

INSTALACIONES | Son las dos opciones que manejan en el Consejo de administración armero

Martes, 29 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Eibar - Otro de los asuntos de actualidad en el Eibar es la construcción de la futura ciudad deportiva. Sobre este tema, Amaia Gorostiza señaló: “No quiero calificarla de ciudad deportiva, sino de instalaciones de campos con su tribuna y demás, pero no con el sentido estricto de ciudad”. En este sentido, en la directiva han barajado ocho posibles ubicaciones, aunque finalmente presentarán tres en la Junta de Accionistas Extraordinaria que no se convocará antes del comienzo del verano. De estos tres emplazamientos, solo se contemplan dos opciones: una es en Eibar y otra en la localidad vizcaina de Mallabia, según informó ayer Radio Euskadi.

“Aunque desde algunos ámbitos se nos ha podido acusar de permanecer en silencio, como no tenemos cerradas las posibilidades, condiciones y supuestos, no es conveniente informar sobre la ubicación de la ciudad deportiva. Este es un proyecto de gran envergadura, económicamente supone un esfuerzo muy importante para el club y tenemos que actuar con responsabilidad y manejar unos tiempos que nos faciliten que el proyecto llegue a buen puerto”, aseveró Gorostiza.

La idea inicial es construir cuatro campos, por lo que la apuesta de Mallabia tiene más fuerza por la extensión de los terrenos estudiados y porque la diferencia económica de la operación sería grande. La alternativa de Eibar costaría unos 16 millones de euros, aunque el proyecto contaría con la subvención de la Diputación de Gipuzkoa;mientras que la posibilidad de Mallabia supondría un coste de unos diez millones y no contaría con ayudas del ente foral guipuzcoano. Por este motivo, las opiniones en el Consejo de Administración están divididas. La compra de Atxabalpe, campo arrasatearra en el que se entrena el conjunto azulgrana en la actualidad, ha quedado descartada por problemas burocráticos.

“Nuestra idea es hacerlo en Eibar, pero es un tema muy complejo desde el punto de vista administrativo. Nuestra voluntad es hacerlo con responsabilidad y no queremos precipitarnos por las fechas, es un proyecto de mucha envergadura”, indicó la presidenta.

En lo que se refiere a las obras de la tribuna oeste de Ipurua, que comenzaron al término de la campaña, se prolongarán durante la próxima temporada y aún se desconoce el día de la demolición de la grada. Por esta razón, 735 abonados tendrán que ser reubicados en el estadio durante el próximo curso en otras zonas del campo. “Para ellos habilitaremos una oficina en la calle Toribio Etxeberria (de Eibar), en la que tendremos la capacidad de atenderlos uno a uno y cómodamente”. Así, Ipurua pasará a tener un aforo de 8.050 espectadores, unos 800 más que en la actualidad, al pasarse en este emplazamiento de 1.214 a 2.000 localidades.

A este remodelado espacio se trasladarán la sala de prensa y la tribuna de prensa, y se habilitará un garaje destinado al autobús del equipo visitante y las unidades móviles de los medios de comunicación para liberar la zona de la carretera que conduce a Elgeta.

Desplazamiento del césped Una vez terminada la obra, para el comienzo de la temporada 2019-20 se correrá dos metros el terreno de juego hacia esta tribuna oeste para que haya más visibilidad desde la grada principal. El presupuesto de la obra (no se ha dado a conocer) será mayor que el de la tribuna este, que fue superior a los tres millones de euros. Por otro lado, el césped se está sembrando de nuevo en la actualidad. - R.S.