“Disuelta ETA, no tiene sentido alejar los presos”

Lunes, 28 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Donostia - ¿Los gobiernos de Rajoy les han pedido recuperar la experiencia?

-En absoluto. Nos dirigimos varias veces al actual secretario general de Instituciones Penitenciarias para explicar o recibir explicaciones y no hemos tenido contestación.

¿Serían recomendables este tipo de encuentros entre miembros del GAL con sus víctimas y torturadores con torturados?

-Dialogar siempre es bueno y creo que la justicia restaurativa nos ha demostrado que no hay experiencias negativas y en las que se pueda excluir a una de las partes. Depende de la voluntariedad. Esta iniciativa sirve para cualquier conflicto, para cualquier delito y de hecho recientemente se ha conocido una experiencia de un encuentro entre una víctima de los GAL y una de las personas que perteneció al grupo.

¿Favorecería la reinserción de los presos de ETA su acercamiento?

-Creo que sí, en cierta medida puede favorecerlo porque estas personas, lo quiera o no la sociedad, un día van a quedar en libertad y lo que el sistema penitenciario busca es su preparación de la vida en libertad. Cuando salgan tendrán que buscar un trabajo y otras salidas, y si están encarcelados en su lugar de origen, todo eso será más fácil.

¿Tienen encaje legal la dispersión y el alejamiento?

-Con ETA disuelta, no le encuentro ningún sentido, antes podía entenderlo cuando la banda estaba activa y actuando, a lo mejor esa política de dispersión pudo ayudar a desarticular la organización o prevenir atentados, pero una vez disuelta y desarmada y con una cierta autocrítica sobre la lucha armada, no tiene ningún sentido. Es un castigo innecesario.

¿Qué impacto puede tener sobre las víctimas de ETA el perdón ‘selectivo’ de la banda? (Solo para las víctimas colaterales)

-Muy negativo en las víctimas y en la sociedad. Se esperaba algo más, no se puede distinguir.

¿Es extensible esta fórmula de encuentros restaurativos a otro tipo de delincuentes y de víctimas?

-Sí, de hecho es una iniciativa que parte de la delincuencia común. Lo que determina el éxito de la mediación es la selección del caso. Un caso bien seleccionado y bien trabajado por parte del mediador y del preso termina casi siempre bien. - H. U.

Secciones