El Consistorio busca un nuevo emplazamiento

La fuerte subida de socias y de actividades deja pequeñas las instalaciones de la calle Okendo

Domingo, 27 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - La Casa de las Mujeres cerró el curso pasado con 843 socias, 243 más que el anterior, y cuenta ya con cerca de un millar. Recientemente, además, ha recibido el premio Elkarlan que otorga el Gobierno Vasco a proyectos que promuevan la generación de valor público compartido para satisfacer las necesidades y retos sociales y que sean capaces de activar procesos de empoderamiento de personas y colectivos.

Crear este espacio era una demanda histórica de movimientos feministas y colectivos de mujeres de la ciudad y, una vez creado, pretende ser un espacio de encuentro para conectar a colectivos y asociaciones que luchan por erradicar la desigualdad, generando fortalezas y sinergias. Es también un espacio para hacer crecer y fortalecer el movimiento feminista a través de la sensibilización y de atraer a mujeres individuales que no estaban asociadas.

Las comisiones y grupos de trabajo de la Casa de las Mujeres conforman, de este modo, una amplia oferta de servicios y actividades en torno a siete ejes: violencia, autonomía económica, artivismo, cuidados, interculturalidad, autoestima y teoría de género.

Así, en la variada programación de este año, por ejemplo, la Casa de las Mujeres ofrece talleres para comunicar de manera eficiente, para lograr herramientas para un proyecto laboral y elaborar el currículum sin que se invisibilice, para construir nuevos modelos de cuidados o sobre la moda como instrumento de empoderamiento, entre otras cuestiones.

También hay grupos de empoderamiento a través de distintas actividades: hay un teatro de las oprimidas, autodefensa feminista, un banco del tiempo, un laboratorio de arte, una mirada feminista a la historia del arte, grupos de clown, ajedrez, batukada, de ciudades literarias y una escuela feminista de lectoras, por ejemplo.

La Casa de las Mujeres ofrece, asimismo, distintos tipos de servicios o ayuda a quien se acerque a sus instalaciones: asesoría para trabajadoras del hogar, asesoría jurídica en distintos ámbitos, campañas de convalidación de estudios, asesoramiento social, servicio de ordenadores y acceso a Internet, asesoramiento, apoyo o autoayuda.

Consciente de que el equipamiento actual en el número 9 de la calle Okendo se está quedando pequeño, la concejala de Igualdad, Duñike Agirrezabalaga, afirma que el Ayuntamiento pretende buscar un emplazamiento más adecuado. - A.Z.

Secciones