el Comité Federal LA avalará MAÑANA previsiblemente por unanimidad

El PSOE descarta negociar la moción de censura

"Es la única alternativa al Gobierno inmoral y acorralado de Rajoy", han explicado

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, recibirá mañana el aval del Comité Federal de su partido a la moción de censura contra Mariano Rajoy, quien ha despejado su agenda para los próximos días coincidiendo con el inicio del trámite parlamentario de la iniciativa, que los socialistas descartan negociar con nadie.

EFE - Domingo, 27 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 18:09h.

MADRID. Rajoy no acudirá mañana a la inauguración de un foro de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) que se celebrará en Madrid y al que había confirmado días atrás su asistencia ni tampoco se reunirá el martes con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, como estaba previsto.

Tres días después de presentar la moción de censura a Rajoy, el Comité Federal del PSOE avalará mañana esa decisión previsiblemente por unanimidad, según han avanzado los dirigentes territoriales del partido.

"Nadie se va a oponer", aseguran fuentes del PSOE andaluz, para quienes, una vez que la moción ya está presentada, "no hay nada que decir" ni que "buscar matices".

Además, la iniciativa comienza mañana el trámite parlamentario con su calificación por parte de la Mesa de la Cámara y la posterior reunión de la Junta de Portavoces, donde los grupos serán informados formalmente de la iniciativa, por si quieren presentar una alternativa, para lo cual tienen dos días de plazo.

Después, será la presidenta del Congreso, Ana Pastor, quien fije la fecha de debate de la moción, para lo cual hablará antes con el candidato socialista.

Su secretario de Organización, José Luis Ábalos, ha avisado de que su partido no va a negociar "nada" de la moción de censura porque esta iniciativa es la "única alternativa" al Gobierno "inmoral" y "acorralado" de Rajoy.

"Quien no tiene otra alternativa es España, porque nos han metido directamente en la ingobernabilidad", ha subrayado Ábalos, quien ha hecho un llamamiento a Ciudadanos para que "deje de marear" con las elecciones y para que "sacrifique un poquito su ansiedad demoscópica, que no pasa nada por esperar poquitos o algunos meses".

Cree Ábalos que Cs no quiere hacer "esta contribución por España" y que insiste en adelantar los comicios porque espera "heredar a beneficio de inventario" los votantes del PP si hay elecciones en breve.

También ha insistido en apelar a la responsabilidad de "los 350 diputados constitucionales" para que apoyen la moción y ha dicho que el PSOE no va a "fumigar a nadie que ostente esa condición", en alusión a las críticas ante la posibilidad de contar con el voto a favor de los independentistas y EH Bildu.

Sin embargo, la secretaria general del PP y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha juzgado que si Sánchez pretende "apoyarse en los enemigos del Estado de Derecho" para llegar al Gobierno se convierte él también "en el enemigo del Estado de Derecho y de toda España".

Cospedal ha preguntado al PSOE si quiere ser "rehén de los independentistas" y someter a todos los españoles al "chantaje que están haciendo permanentemente a España", convencida de que los socialistas van a tener que "pagar un peaje más tarde o más temprano".

Por eso, ha insistido en pedir a Ciudadanos que "no actúe de muleta del PSOE y que no tire por la borda" el crecimiento de la economía tras la crisis.

Los españoles, en su opinión, no le perdonarán por dejarse llevar por "egoísmos personales" y al PSOE por querer hacer presidente a un secretario general que nunca ha ganado unas elecciones generales y que ha llevado a su partido a los "peores resultados de su historia".

Desde Ciudadanos, su portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, ha indicado que espera que el PSOE retire de encima de la mesa la "irresponsable" censura y ha insistido en convocar nuevas elecciones a través de una moción instrumental.

"La única moción de censura que puede caber es una que no está destinada a que nadie se haga presidente por un cuarto de hora. No estamos para satisfacer los egos de nadie", ha dicho Villacís.

Fuera de las filas socialistas, la moción no ha cosechado más respaldo que los ya seguros de Unidos Podemos, Compromís y Nueva Canarias, porque otros partidos en principio proclives a apoyarla, como ERC, PDeCAT y EH Bildu, han puesto sus propias condiciones en las últimas horas.

El PNV, cuyos cinco diputados pueden volver a ser determinantes, como pasó el miércoles con la aprobación de los presupuestos generales del Estado, sigue sin definirse, aunque su presidente, Andoni Ortuzar, considera que Sánchez se ha precipitado en la presentación de la moción y que "la tendría que haber cocinado un poco más".

Tampoco han dejado clara su postura los antiguos convergentes y el portavoz del grupo parlamentario de JxCat, Eduard Pujol, ha exigido que el PSOE admita que "se equivocaron al medir el alcance del 155", que "hay presos políticos" y que se trabajará para encontrar una solución y que "puedan volver a casa", un punto en el que también ha incidido el presidente de la Generalitat, Quin Torra.

Y CC ya ha dejado claro que votará en contra si la moción cuenta con el apoyo de fuerzas radicales y secesionistas, según ha acordado en una reunión urgente y extraordinaria el Comité Permanente Nacional del partido canario.