Cartas a la Dirección

Carta a Irene . Palanganeros

Domingo, 27 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Ahora que ya ha pasado la canalla por la huerta y por el jardín, relájate. Tranquila, reina. Lo más importante en el mundo, en este momento, son los dos bebés que vas a parir. Cerca de la casa, si no hay, planta almendros, porque no hay primavera sin almendros en flor. También olivos, porque no hay invierno sin olivas. Al menos un melocotonero, porque no hay otoño sin melocotones. Y un pino piñonero y otro de tea;una higuera y alguna encina, pues la sombra es parte del sol del verano.

Trae para las vacaciones a un par de niños del Sáhara y otros dos de Chernobil para que gocen con el agua tibia de la piscina con tus niños y aprendan a ver el mundo con amplitud, con mirada amplia y crítica. Dile a Pablo que cuando hable de casta afine un poco porque le pueden devolver el golpe. Pero sin miedo, que vaya a por ellos sin miedo;a por los de la casta quiero decir, no a por catalanes o vascos, que estos decidan lo que quieran.

Si no nos unimos en España, que se está convirtiendo en estercolero nauseabundo de mierda, nos uniremos en Europa;pero atento, que allí hay también mucha canalla de esa que se dedica a la política para forrarse: ellos y sus compinches, los ricos. Bueno, reina mora, te deseo un feliz parto y a por ellos, que son pocos y cobardes.

Te esperan 30 años de hipoteca y de pagar el caro y duro peaje de tener hijos. Eroriz, eroriz, oinez ikasten da. Cayéndose, se aprende a andar.

Es el papel que han hecho algunos partidos políticos en algún momento, como ocurrió en el 2010 con los presupuestos generales de Zapatero. Con su voto positivo hicieron las veces de palanganeros y fueron aprobados los presupuestos del 2011. Las consecuencias de aquel servicio de agua y toallas. En aquella ocasión, los paganinis de tal servicio fuimos los pensionistas, con la congelación de las pensiones en 2011. Posteriormente, en 2018, los mismos palanganeros, además del despiste de un auxiliar de palangana de más allá de los mares y aprovechando los movimientos reivindicativos de los pensionistas, dan servicio de agua y toallas, a la madame actual con sus presupuestos de 2018, con la condición de no dar servicio al meublé 155. Estos movimientos y estrategias de los partidos políticos nos dan una idea de lo que es este país con la clase política que padecemos, que más bien parece un circo.