Ricardo Gómez Escritor

“Mi nueva novela negra hace crítica al mundo laboral y trata sobre el hastío que existe dentro de las empresas”

La nueva novela del ordiziarra Ricardo Gómez trata con grandes dotes de humor e ironía el mundo ”oscuro” de las empresas y el individualismo de cada uno

M. Aranburu - Sábado, 26 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

ordizia - El fin justifica los miedos. Ese ha sido el título que ha elegido Ricardo Gómez para la nueva novela de suspense. Nació en Vigo pero a los cuatro años se mudaron a Ordizia. En este libro Gómez cuenta la historia de un detective privado, Jon Álvarez, que se sumerge en el mundo empresarial. Además de escritor, también ha sido miembro del grupo Ciclos Iturgaiz.

Acabas de presentar en Ordizia tu segunda novela ‘El fin justifica los miedos’, donde el protagonista es un detective privado.

-Así es. En el libro cuento la historia de Jon Álvarez, un detective privado que ha sido contratado por una empresa de Gipuzkoa, en concreto de Goierri, para investigar la desaparición de uno de sus ingenieros junto con algunos documentos de gran valor.

¿Tan importante es la desaparición de ese ingeniero?

-Ese ingeniero que acaba desaparecido estaba trabajando en un proyecto revolucionario que estaba ligado con las energías sostenibles, renovables. De esta manera, Álvarez tendrá que investigar qué ha pasado. Además, otro punto importante es que Álvarez pierde a su mujer e hija en una catástrofe aérea, y que se siente muy culpable de ese hecho. Es algo que marca su personalidad y forma de actuar. Es por eso que, como a lo largo del libro el protagonista muestra sus miedos personales, elegí ese título para el libro.

La novela se sitúa en Bilbao. ¿Por qué?

-La verdad es que ha sido porque me gusta mucho Bilbao, me parece una ciudad grande y sórdida. Me llama mucho y por eso me parecía que era una buena elección.

En la novela hablas de las sombras del mundo empresarial. ¿Es también una forma de hacer crítica a ese sector?

-Digamos que hay una crítica al individualismo de la gente, en los comportamientos que suelen tener en el mundo empresarial. Además, el protagonista conocerá de dentro los entramados de los negocios y descubrirá las cloacas de la política vasca y sus ramificaciones internacionales.

¿Qué hay de surrealista en el libro?

-Hay una parte que me la he inventado, pero otras no.

¿En este predomina el humor negro y la ironía?

-Es una novela negra porque a mí me gusta mucho el género negro. Es detectivesca, pero contiene mucho humor negro y también tiro de ironía, porque también me gusta mucho. De hecho, una de las anécdotas que tengo es que Iñaki Anasagasti aparece en este libro. Todos los paisajes son ficticios pero Anasagasti es real, y lo he metido como personaje maligno. A él lo conoce todo el mundo y es un personaje que da mucho juego. Total, que Anasagasti me escribió por Twitter para decirme que se había enterado que salía en mi libro y que si se lo podía mandar.

¿Y se lo mandaste?

-Sí, pero luego me entró un poco de mal rollo porque en el libro el protagonista no le tiene mucho cariño y le dedica algunas frases que le pueden parecer hirientes. Al final me escribió y me dijo que había disfrutado un montón con la novela.

¿Se podría decir que tienes mucha imaginación?

-Desde siempre. He pasado de escribir canciones a escribir novelas y ya tengo en mente un posible tercer libro.