entre Eibar y Ermua

Salva la vida tras saltar antes de que su camión cayera al río Ego entre Eibar y Ermua

Bomberos revisan el estado del camión, que tras el accidente dejó esparcida su carga de plástico. (Foto: Jabi Leon)

El chófer, un vecino de Tudela, salió ileso, pero el vehículo quedó destrozado

Sábado, 26 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Donostia - En shock se encontraba el camionero de Tudela que salvó la vida ayer al saltar de su vehículo cuando este se precipitó al río Ego, entre Eibar y Ermua. Un aparatoso accidente que quedó, afortunadamente, en eso por los reflejos del chófer cuando vio que perdía el control del vehículo.

Según informó el Departamento vasco de Seguridad, el siniestro sucedió a las 10.00 horas. En ese momento, un camión que circulaba por la carretera BI-3344 a su paso por Ermua se salió de la calzada y se precipitó por un barranco hasta el río Ego sin que se produjeran heridos.

La peripecia la recordaría unas horas después el propio camionero, quien en declaraciones a este periódico explicó que transportaba una carga de plástico a una planta situada en el polígono Ibur Erreka de Eibar. Era la primera vez que le había tocado realizar este viaje, por lo que no conocía la zona.

De hecho, antes de que se produjera el accidente, ya había dado varias vueltas siguiendo las indicaciones del GPS.

En las inmediaciones de la rotonda que da acceso a Ermua, Eibar y a la variante de este último municipio, perdió el control, llevándose por delante el semáforo que regula el acceso a la misma y parte de la valla metálica de protección que separa la carretera que une los entramados urbanos de Ermua y Eibar del río Ego.

Por un “acto de reflejo” el chófer saltó del coche antes de que este cayera varios metros hasta llegar al cauce del río, donde quedó esparcida toda la carga de plástico.

El accidente podía haber sido más grave porque de frente venía un autobús de Lurraldebus cuyos pasajeros vieron asombrados cómo el camión perdía el control y, posteriormente, se precipitaba por el barranco. También fueron testigos incrédulos del salto del chófer.

Por la noche, sobre las 22.00 horas, según informó el Ayuntamiento de Eibar, la carretera se cortó para permitir la entrada de las grúas especiales para recuperar el camión. Se estimaba que los trabajos duraran unas cuatro horas, durante las cuales la carretera permaneció cortada desviándose el tráfico por la variante de Eibar.

Corte en la Gi-20 Por otro lado, la Diputación de Gipuzkoa informó ayer de que el enlace de Herrera a la Variante de Donostia (GI-20) permanecerá cerrado hasta mañana a las 21.00 horas por unas obras de rehabilitación del firme. - J. Leon/N.G.

Secciones