ROBERTO OLABE

“Queremos tener al que quiera estar”

Roberto Olabe, antes de comenzar su rueda de prensa ayer en Zubieta. (Gorka Estrada)

Olabe se mostró encantado con la incorporación de asier garitano: “Me ha cautivado su ambición y su pasión por venir;no importa su curriculum, sino lo que le queda por hacer”

Mikel Recalde - Sábado, 26 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - Roberto Olabe ofreció su primera rueda de prensa en solitario para analizar los casi dos meses que lleva trabajando en Zubieta. Fiel, a su estilo prudente, cauto y sereno, el director de Fútbol ofreció pocas pistas en cuanto a sus intenciones con nombres propios, aunque se mostró encantado con la contratación de Asier Garitano y quiso centrar los focos de la actualidad en el encuentro que el Sanse disputará mañana ante el Fuenlabrada en el play-off de ascenso a Segunda A.

En su intervención inicial, un monólogo de 17 minutos en el que se ayuda de unos apuntes escritos en unas cuartillas, diseccionó en tres ámbitos su labor: entrenador, plantilla y organigrama técnico.

En lo que respecta al banquillo, comenzó para referirse a Imanol, de quién destacó su magnífica labor, “comprobando las posibilidades de todos los jugadores, poniendo en valor a algunos que habían generando dudas, compitiendo, elevando el listón de la exigencia, demostrando que el sistema de juego no tiene que ser el modelo. Imanol nos ha demostrado lo que podemos llegar a ser, que este club tiene que estar siempre cerca de los mejores. Queremos que Imanol continúe su buen trabajo en el Sanse como decisión estratégica del club. Es un especialista en ese último escalón”.

Olabe hizo hincapié en que desde que aterrizó en el club las trayectorias de los entrenadores estaban siendo efímeras comparado con la continuidad que tienen los futbolistas: “En 24 años hemos tenido 22 entrenadores, lo que sale una media anual de 1.14. Sin embargo, a nivel de jugador, la política del club, extraordinaria para trabajar el sentimiento de pertenencia, da que el jugador está una media de cinco años. Debemos acercar la duración del jugador a la del entrenador. No podemos llegar a la conclusión de que el recurso sea siempre cambiar al que hace los onces”.

En el club parecen estar encantados con la llegada de Garitano: “Queríamos personalidad, liderazgo, ambición, conocimiento de nuestro club y de la Liga. Asier cumple todas esas premisas y tiene además la ilusión y la pasión por querer ser parte de nuestro proyecto. Tiene pasión e ilusión por querer ser y querer estar en la Real. Si analizamos su currículum, podemos pensar que no es suficiente, pero me gusta por lo que le queda por hacer, no por lo que ha hecho. Y me gustaría que fuera con nosotros”. Al exmeta hay una cualidad que le encanta de su elegido: “Me ha cautivado por su ambición. Ha sido capaz de abandonar su zona de confort, su mejor contrato para querer ser parte de nosotros. Dentro de ese perfil y esas premisas, debemos estar contentos de que Asier esté con nosotros”.

En esta línea justificó los tres años que ha firmado el de Bergara, la vinculación más larga con este Consejo: “Me gustaría que el entrenador tuviese una relación indefinida en un proyecto como la Real, con línea de sucesión. Cualquier jugador que vaya a salir está basado en qué jugador viene detrás. Debemos aspirar a encontrarnos algo más coherente con el rendimiento. Como consecuencia del rendimiento vienen los resultados y si tenemos tan claro que a nivel de jugador queremos dar continuidad, nos falta que entre todos promovamos que la figura del entrenador tenga ese tiempo de trabajo, de exigencia, de rendimiento y resultados. Todos queremos ganar”.

Lo que quiso zanjar rápido fue el tema Emery: “No nos podemos plantear opciones ni prioridades. Unai es un gran entrenador, pero ahora mismo para mí no hay otro entrenador mejor que Asier. Conecta con demasiadas cosas que somos y que necesitamos ahora. Los jugadores querían exigencia, que saquen lo mejor de ellos, y eso es lo que suele hacer Asier”.

En cuanto a la plantilla, Olabe reconoció que afrontan un cambio generacional y que le hubiese gustado renovar a Canales: “Quiero que esté en la Real el que quiera estar. Hemos intentado ser generosos y hacerle ver que contábamos con él. Podía tener un lugar, pero él ha decidido que había acabado su ciclo y lo respetamos”. En lo que se refiere a la salida de referencias, señaló que “no lo quiero ver como una amenaza. El siguiente ejercicio es olvidarnos de ellos y no hacer una necesidad que nos lleve a una comparativa”.

Olabe no quiso mojarse demasiado sobre los jugadores. Empezando por los cedidos y porteros: “Estamos haciendo el cierre de la temporada. ya tienen la visión del club antes de que llegara el entrenador. Los porteros han sido los grandes damnificados de la temporada. Ahora hay que empezar a tomar decisiones”. Restó importancia al peligro de la posible salida de Willian: “Nos ha transmitido lo que siente pero me preocupa más Imanol y cuál va a ser su rendimiento. La preocupación son todos ellos. Juanmi también puede jugar desde otra posición”. Y los lesionados, Agirretxe y Guridi: “Tenemos que ser respetuosos. Les he transmitido que desconecten y empiecen de cero”.

Olabe dejó claro que en principio mantienen los límites económicos: “Trabajamos contra nuestra propia cuenta de explotación. Estamos en un momento importante con el estadio. El club lo que ha hecho en los últimos años es ser coherente. No nos planteamos pasar el parámetro X sino intentar hacer el mejor equipo”.

No lo confirmó con rotundidad, pero dejó caer que algún jugador con contrato le había comunicado que quería marcharse: “El fútbol es un deporte colectivo y para mí es importante que quieran estar y que estén convencidos de que quieren estar con nosotros. A partir de ahí se pueden entender muchas premisas personales”.

Tampoco pareció tener claro cuál era el número de refuerzos que debían afrontar: “Es muy importante que nos pongamos a trabajar con Asier y a partir de ahí podría decir entre tres y cinco o dos. Creo que es más complejo y un ser vivo, cada día es diferente. Yo soy un loco del control, pero hacer una prospección de cuantos… el tiempo me ha enseñado que en el fútbol hay que tener en cuenta lo que nos va enseñando día a día”.

Una pregunta sobre si la plantilla iba a ser larga le permitió recordar la trascendencia del envite del Sanse ante el Fuenlabrada: “No hemos empezado a hablar de la estructura pero nuestra fuerza va a seguir siendo Zubieta. Ahora tenemos 25 jugadores en plantilla. Contamos con nuestro Sanse, lo más importante ahora. El entrenador tendrá que hacer una visión de los elementos que están en el primer equipo y los que están por venir”.

Valoró muy positivamente “la trayectoria del juvenil, del C y del Sanse. He querido tocar lo mínimo posible aquí porque ya tenía una dinámica. No me preocupaba. No es igual un escenario en Segunda A y en Segunda B. Por ahora somos 80-20% de gente de casa y de fuera y queremos que siga siendo así”.

En lo que se refiere al cuerpo técnico, Olabe confirmó que Garitano llega con su preparador físico, Miguel Pérez: “Queremos generar un grupo de elite que nos dé esa exigencia, esa mentalidad, de luchar contra los mejores”. Y por ahora seguirá sin director deportivo: “Creemos que una de las unidades más importantes es la unidad de reclutamiento, no solo en el primer equipo. El club es el que ficha. La mirada del entrenador es importante, yo voy a ser el responsable pero el club ya lleva tiempo con esa unidad de reclutamiento como para que tengamos la información suficiente para saber qué queremos en qué posiciones y en qué momento. La responsabilidad va a ser mía. La secretaría técnica está trabajando y a partir de ahí nos tenemos que abastecer. No tenemos que incorporar a nadie que venga con cartera de fichajes”.

Y se despidió sonriente, reiterando su intención de pasar inadvertido...

Secciones