Medio siglo de un Peugeot mítico

Hay modelos que marcan un antes y un después en la trayectoria de una marca y que provocan un impacto que los convierte en referente durante su vida comercial. Es el caso del Peugeot 504, que estableció el camino a seguir para la firma francesa.

Un reportaje de Tomás Pastor - Sábado, 26 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Desde la firma francesa se recuerda con nostalgia y emoción la puesta de largo de su mítico modelo. “Había expectación en el stand de Peugeot en el Salón del Automóvil de París de 1968. La marca francesa presentaba un modelo largamente esperado y que había tenido que retrasar su estreno debido a los acontecimientos de mayo del 68. El telón dejó al descubierto la nueva berlina del León, el Peugeot 504, un modelo que supuso una revolución por su diseño, obra de Pininfarina, su excepcional confort y por su solidez y gran polivalencia, capaz de enfrentarse tanto a los adoquines como a la arena de la playa o del desierto. Estas características le valieron un importante éxito comercial y ser, en 1969, el primer Peugeot de una larga saga en ganar el prestigioso galardón de Coche del Año en Europa”.

Lo primero que llamaba la atención eran sus faros. Por primera vez en Peugeot abandonaban las ópticas redondeadas y se decantaban por una rompedora forma trapezoidal que, según el propio Pininfarina, “recordaba a los ojos de la actriz Sophia Loren”. Las ópticas traseras también innovaban con su forma de bumerán, lo que las convirtió en seña de identidad para modelos de las décadas siguientes, como los Peugeot 206, 407 o 607.

El 504 seguía exhibiendo muchas cualidades que habían hecho de las berlinas de la casa todo un referente: aspecto robusto, aunque con nuevas formas abombadas para el capó y el maletero, y una fiabilidad a prueba de los más exigentes. Como turismo de prestigio, el 504 incluía de serie un equipamiento muy elevado para la época: cinturón de seguridad, tapicería de cuero, frenos de disco, dirección asistida, elevalunas eléctricos, radiocasete y aire acondicionado. A ello sumada un espacioso habitáculo, cuyas puertas se abrían en un ángulo de 90 grados, y un capaz maletero. Junto a unas cualidades dinámicas notables y unas elevadas prestaciones para aquellos años -superaba con facilidad los 160 km/h-, el refinado funcionamiento y el confort de marcha cimentaron su éxito comercial. Entre 1968 y 2005 se produjeron más de 3,7 millones de unidades de sus diferentes versiones (berlina, cupé, cabrio, todoterreno y hasta pick-up 4X4). Ahora, Peugeot celebra el medio siglo del lanzamiento del 504 con una colección de complementos (camisetas, gorras, mugs, chapas y modelos en miniatura) de estilo vintage que se pueden adquirir en la boutique online de la marca y en los concesionarios oficiales bajo encargo.

Peugeot 504