Lasesarre fue Bidebieta

AFICIÓN | Alrededor de 200 seguidores guipuzcoanos no pararon de animar al super amara Bera Bera durante todo el encuentro

Néstor Rodríguez Juan Lazcano - Sábado, 26 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

barakaldo - No le faltó apoyo al Super Amara Bera Bera en su asalto al quinto título liguero. Más bien al revés. El equipo de Montse Puche se sintió muy arropado en Lasesarre -sede por cierto de la Copa de 2019-, donde acudieron alrededor de 200 seguidores guipuzcoanos que hicieron que la cancha vizcaina pareciera Bidebieta. De hecho había prácticamente más aficionados visitantes que locales. El partido no había creado demasiada expectación entre la parroquia vizcaina, algo lógico teniendo en cuenta que el Zuazo no se jugaba nada en el envite, así que los aficionados del Bera Bera fueron los que más se dejaron notar. Las donostiarras jugaron en casa.

La afición guipuzcoana animó sin descanso durante todo el encuentro. En la previa mostraron una pancarta con la imagen de todas las jugadoras, una sorpresa que agradó y que motivó aún más a las de Puche. El parcial de 0-6 que puso el 4-10 en el marcador fue prácticamente el inicio del festejo para los seguidores guipuzcoanos, a los que no se dejó de escuchar en ningún momento y que animaron más si cabe en los únicos momentos de cierto apuro, con el 22-24 a seis minutos de la conclusión. Ahí el Bera Bera parecía jugar en Bidebieta y las visitantes -que más bien parecían locales- recibieron ese impulso y ese apoyo necesarios en momentos de dificultad.

El bocinazo final supuso una explosión de alegría para una afición que festejó su quinto título pero que lo hizo con la misma alegría que el primero, conquistado en 2013 en Castro Urdiales, otra localidad que acogió el desembarco de la afición del Bera Bera. La marcha de San Sebastián, los gritos de Txapeldunak, los homenajes a Silvia Ederra -que deja el club tras haber sido protagonista del ciclo exitoso que comenzó en 2013- y los gritos de reconocimiento a Puche marcaron la celebración posterior al partido, que se alargó hasta bien pasadas las once de la noche.

Los festejos continuarán hoy. La plantilla y el cuerpo técnico del Super Amara Bera Bera recibirán por la mañana la copa que les acredita como campeonas, luego acudirán a la Diputación y cerrarán el curso con una comida en la que podrán celebrar, ya más en la intimidad, el título.