Ocho ganaderías y cincuenta recortadores buscarán la mejor vaca brava

El coso portátil de Bergara ofrecerá mañana propuestas para niños y adultos

Anabel Dominguez - Viernes, 25 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 11:47h.

BERGARA – Con la resaca festiva todavía a cuestas, el coso portátil instalado en el patio del Real Seminario se resiste a despedirse sin ofrecer una última cita a la afición taurina. La de mañana será la tercera edición del Día de la Vaca Brava de Euskadi, que repite la fórmula que se estrenó en 2014 con carácter bianual.

Bergarako Zezenak y Betizu Bergarako Zezenzaleak, con la colaboración del Ayuntamiento, están al frente de la organización de un encuentro en el que “veremos a las madres de los toros bravos;la selección para mejorar la bravura siempre se hace con las madres”, explica el ganadero y promotor del evento, Iñigo Almorza.

El programa llega, por tanto, cargado de propuestas para el público infantil y adulto. Cincuenta serán los recortadores que mantendrán vivo el espectáculo –la representación local corre a cargo de Unai Arana Xurra, Blas Cruz, Aitor Jaso e Iker Agirre Txili–, junto a los ejemplares de ocho ganaderías de Euskal Herria: Lopene, Zelai-luze, Leizarran, Berrozueta, Ibiri, Marqués de Saka, Manzarbeitia y Bergarako Zezenak.

ANILLAS Y SALTOS LIBRES La apertura de la plaza portátil tendrá lugar a las 11.00 para, media hora más tarde, dar inicio al programa con vaquillas y ponis dirigidos a los más jóvenes. Será el anticipo al tercer Campeonato de Euskadi de Anillas en el que se medirán ocho parejas de recortadores que tendrán que afinar mucho para colocar el aro en el asta de las reses. Después cogerá el relevo el I Concurso de saltos libres, antes de cerrar la mañana con la suelta de vaquillas en la que podrá participar todo el público.

Tras la comida que congregará a 150 comensales, arrancará la segunda ronda en el ruedo. Así, las vaquillas, de nuevo para la diversión infantil (17.00), caldearán el ambiente de cara a una competición en la que estará en juego el título de la mejor vaca brava de Euskadi. “Montaremos un circuito con obstáculos como se hace en la zona de Valencia”, adelanta Almorza. La entrada para todo el día costará diez euros a los adultos y seis a los niños;para media jornada, mañana o tarde, se rebaja a cinco y tres euros, respectivamente.