La comisión de delitos sexuales encarga el informe de revisión a 28 expertos

Sus integrantes no fijaron una fecha para un nuevo encuentro ni siquiera para tener las conclusiones elaboradas

“Vamos a trabajar con correos electrónicos, vamos a elaborar proyectos, y eso es el tiempo que lleve” “Vamos a ver en qué medida la normativa es correcta con el derecho comparado”

Viernes, 25 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia- La sección de Derecho Penal de la Comisión General de Codificación se reunió ayer por primera vez con el objetivo de estudiar la tipificación de los delitos de agresión y abuso sexual en el Código Penal y su aplicación práctica y analizar si se necesitan cambios, tras la polémica sentencia del caso de La Manada. Sus integrantes se emplazaron a trabajar y a elaborar propuestas de modificación, pero no han fijado la fecha para un nuevo encuentro ni se dieron un plazo concreto, ni siquiera para tener las conclusiones elaboradas.

En la reunión, que duró alrededor de una hora y media, se seleccionaron los temas a estudiar y se repartieron entre los 28 expertos, quince mujeres juristas y trece hombres, tras reformarse la composición del órgano judicial para garantizar la paridad en él. “Cuando tengamos una propuesta más articulada nos volveremos a reunir para que todo el pleno la conozca y se pueda debatir”, argumentó el presidente de la sección penal de este órgano, Esteban Mestre, en declaraciones a los periodistas a su salida del encuentro en el Palacio de Parcent. En este sentido, precisó que no se han dado un plazo para emitir unas conclusiones, a pesar de que el Ministerio de Justicia fijó el 15 de junio como fecha límite para tener el estudio realizado.

Según Mestre, a partir de hoy mismo cada uno de los miembros tiene que preparar el trabajo que se le ha encomendado y, una vez listo, “dar cuenta de ello a los demás miembros”. Estarán en contacto por vía telemática: “Vamos a trabajar con correos electrónicos, vamos a elaborar proyectos, y eso es el tiempo que lleve”, apuntó.

Este órgano judicial tiene encomendado el estudio de los delitos sexuales tras la polémica generada en torno a la sentencia que condena a los cinco miembros de La Manada por un delitos de abuso sexual y les absuelve del de agresión.

Así, Mestre recalcó que sus trabajos se van a volcar en la revisión de los delitos de agresión sexual y abuso que el ministro de Justicia, Rafael Catalá, les había pedido, y en “ver en qué medida” la normativa “es correcta con el derecho comparado, en qué medida es correcta en su aplicación y en qué medida puede mejorarse”.

Este órgano judicial mantuvo un encuentro hace unas semanas, pero antes de comenzar sus trabajos, exigió al Ministerio de Justicia una “reestructuración” para equilibrar la presencia de hombres y mujeres, ya que inicialmente estaba compuesto únicamente por varones. A su entrada a la reunión varios de sus integrantes celebraron la nueva composición ya que, a su juicio, “ha mejorado sensiblemente”. También la exdelegada del Gobierno para la Violencia de Género, Blanca Hernández, saludó la incorporación de mujeres “sabias y con sensibilidad” en la sección penal de la comisión que, en su opinión, “va a hacer un excelente trabajo”.

Aunque sostuvo que también hay que hacer una “profunda” labor de conciencia social porque “se sigue pensando que cuando las mujeres beben la culpa es suya y cuando el hombre bebe es inocente”. “Eso hay que cambiarlo”, manifestó.

Otro de los miembros, el catedrático de Derecho Penal de la Universidad Complutense Enrique Gimbernat estimó que la violación está tipificada de forma similar en todos los países como violencia o intimidación con acceso carnal y opinó que “lo que está mal es la sentencia de La Manada”. Aseguró que si se analizan los hechos probados expuestos en la sentencia de La Manada, se trata de una “violación”. El fallo judicial condena a los acusados por abuso sexual al entender que no medió violencia ni intimidación, unas condiciones que el Código Penal fija para tipificar las agresiones sexuales.

Justicia Feminista Paralelamente a esta esperada reunión, las reacciones a la sentencia siguen produciéndose. Así, la Federación Mujeres Jóvenes, tras expresar su “más profunda indignación y rabia” ante el fallo, instó a la sociedad a juntarse y a luchar “sin descanso por una justicia feminista”. Esta organización, con presencia en varias comunidades, entre ellas Nafarroa, lamentó la ocasión perdida con este caso para mostrar “un sistema judicial más propio de este siglo XXI basado en la igualdad de género”.

En lugar de eso, se puso de manifiesto que “el machismo y la cultura de la violación siguen perpetuándose desde las más altas esferas de poder, contaminando así nuestra sociedad”. Tras subrayar que no son capaces de dar crédito a que los cinco imputados hayan sido condenados por abusos sexuales y no por agresión sexual, opinan que la condena impuesta, nueve años de cárcel, es “insuficiente por proporcionarles la posibilidad de una libertad parcial a través de permisos al tercer año”. A su parecer, la gravedad de la sentencia reside en que “una situación en la que cinco hombres atrapan a una mujer joven y desprovista de medios para defenderse y mantienen relaciones sexuales forzosas con ella se haya considerado un abuso sexual y no una agresión sexual por la supuesta ausencia de violencia e intimidación”. - N.G.

Los datos

Expertos. Tras reformarse la composición del órgano judicial para garantizar la paridad entre hombres y mujeres, el informe encargado por el ministro de Justicia, Rafael Catalá, lo analizarán finalmente quince mujeres juristas y trece hombres.

Junio. En el momento de encargar el informe a los expertos en Derecho Penal, el Ministerio de Justicia fijó el 15 de junio como fecha límite para tener el estudio realizado. Sin embargo, la comisión no se ha dado un plazo para emitir unas conclusiones y ni siquiera fijaron fecha para una nueva reunión.

miembros de ‘La Manada’. Este órgano judicial tiene encomendado el estudio de los delitos sexuales tras la polémica generada en torno a la sentencia que les condena por un delitos de abuso sexual y les absuelve del de agresión.