DOS MUERTES Y 27 HERIDOS

Libertad provisional para el hombre detenido por almacenar explosivos en Tui

El hombre detenido por su relación con la explosión de material pirotécnico almacenado de forma ilegal junto a una vivienda particular en Tui (Pontevedra) ha quedado en libertad provisional, con obligación de comparecer en el juzgado cada 15 días, según ha decidido hoy la titular del juzgado número uno de la localidad.

EFE - Viernes, 25 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 16:35h.

TUI. Tras pasar a disposición judicial esta mañana, adonde Francisco G.L. llegó con la cara tapada con una capucha, la jueza ha decidido investigarlo por los presuntos delitos de daño catastrófico en la modalidad de delito de riesgo provocado por explosivo y otros agentes, además de por homicidio imprudente, daños imprudentes y lesiones imprudentes, han confirmado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

Según su abogado, Ricardo Valencia, el hombre está "desolado por lo que pasó" y que ha colaborado con la justicia al responder a las preguntas que le han formulado en el juzgado.

Ha abundado en que el dueño de la pirotecnia manifestó que tenía almacenado en el galpón anexo a una vivienda familiar en el lugar de A Torre, arrasado tras la explosión, nitrato de potasio y otros elementos para fabricar explosivos.

Fuentes de la investigación consultadas por Efe han confirmado que la cantidad de material explosivo acumulado en ese galpón era más de una tonelada, además de varas y carcasas de cartón empleadas en las bombas de palenque.

Los técnicos del Tedax hacen su cálculo en base a unos parámetros, como por ejemplo el diámetro del cráter provocado por la explosión y el alcance de la onda expansiva y su acción destructiva, en el caso de Tui, en casas ubicadas a casi un kilómetro de distancia.

A su salida de los juzgados, Francisco G.L. ha evitado hacer declaraciones a los medios y ha sido auxiliado por un agente de la Policía Local y por su abogado para zafarse de los periodistas que trataron sin éxito de arrancarle una declaración.

Al menos son 60 las viviendas que serán objeto de valoración sobre si los daños son estructurales o no.

Además, hay una docena de casas, las más próximas al polvorín clandestino, que literalmente desaparecieron, y son muchas más las casas afectadas en menor medida, con daños en ventanas, persianas, verjas, cerramientos y techos.

Precisamente hoy representantes de la Xunta se han reunido con los afectados para informarles de las ayudas a las que pueden acceder.

Los vecinos han expresado su disgusto a su salida del encuentro, celebrado en el centro social de Guillarei, y han urgido soluciones efectivas.

Una de las vecinas, Enma Lage, ha manifestado que "se necesitan soluciones pero no para la semana que viene, para ayer, y no nos las están dando".

Enma Lage ha censurado que los beneficiarios de estas subvenciones tengan luego que "declarar a Hacienda ese dinero", un hecho que ha tildado de "vergüenza", y ha criticado que los damnificados reciban más ayuda inmediata "de la propia gente del pueblo" que de las instituciones.

En un acto en A Coruña, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha incidido en que la autonómica es la única administración que ha activado ayudas mientras que "hay otras que parece que no tienen ninguna responsabilidad en la provincia".

Ha insistido en que es preciso analizar "caso por caso" la circunstancia de cada familia y ha destacado que, según los datos de que dispone, "la inmensa mayoría" de los afectados tienen seguro.

La Xunta explica en un comunicado que las ayudas para las personas con casas dañadas por la explosión se activarán "de forma inmediata" y "podrán sufragar el cien por cien de la reparación de viviendas habituales".

Especifica que la línea de subvenciones puesta en marcha es "similar a la de 2017 para paliar los daños de los incendios".